Secciones
Síguenos en:
Los chicos ganan

Los chicos ganan

La Copa Libertadores de América coronó, el miércoles pasado, a un nuevo campeón: Liga Deportiva Universitaria de Quito levantó el trofeo por primera vez (y por primera vez para Ecuador) y lo hizo nada más y nada menos que en el Maracaná de Brasil, alderrotar en desempate por penaltis al popularísimo Fluminense, que también se estrenaba en la final.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Liga hace parte de un nuevo poder del fútbol continental: el de los equipos sin mayor tradición ni abolengo que ahora obtienen los torneos que hace apenas unos años sólo ganaban los poderosos.

La historia se repite con alguna frecuencia en Suramérica. No es un fenómeno aislado. En la Libertadores han ganado el Internacional de Brasil (2006), el Once Caldas colombiano (2004) y ahora Liga. En la Copa Suramericana vencieron el argentino Arsenal de Sarandí y del peruano Cienciano.

La explicación con mayor aceptación para este fenómeno está en que el fútbol del área se emparejó, pues los 'grandes' tienen como su principal foco vender a sus figuras. Los millones de euros y dólares que reciben no son reinvertidos en compra de grandes estrellas. Apuestan, entonces, a jugadores de sus divisiones inferiores para 'reventar' otro y repetir el círculo de venta rápida. Negocios son negocios, pero con la exportación en serie de sus jugadores principales se igualan deportivamente con los demás.

No es lo mismo enfrentar a un Boca Juniors con Córdoba, Bermúdez, Serna, Cagna, Riquelme, Barros-Schellotto y Palermo, que a otro con Caranta, Battaglia, Dátolo, Paletta, Maidana y Palacio...

La Liga de Quito ya no contará con sus estelar Jeoffry Guerrón (adquirido por el Getafe español) y desmantelará su nómina con la posible salida de Urrutia, Bolaños, Araújo... Y en Fluminense se habla de la ida a Grecia y a Alemania de Gabriel, Thiago Silva y Thiago Neves...

Y cuando hay poderes parejos en la cancha, los 'chicos' avanzan fase a fase y más con sistemas de eliminación directa. Así Los equipos 'chicos', ven cerca los títulos y y enfocan todos sus esfuerzos a ese torneo (renuncian a sus campeonatos locales) y juegan cada partido como si fuera el último.

Además de fortalecerse mentalmente, aparecen los grandes premios en metálico para los planteles y la oportunidad de una venta al exterior, con lo que se enriquece el jugador y el club.

Y se empieza a pintar, así y de nuevo, el círculo del actual fútbol suramericano..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.