Secciones
Síguenos en:
Las causas de un divorcio no son un asunto de interés público

Las causas de un divorcio no son un asunto de interés público

Una de las mayores ganancias de la prensa en Internet es la interactividad. Los diarios son ahora un foro abierto, donde la opinión pública se manifiesta sobre los distintos hechos que la afectan y comentan las noticias. Esa posibilidad ha convertido a los lectores en receptores activos y participativos. Pero la tecnología no puede cambiar las normas éticas que rigen el periodismo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de julio 2008 , 12:00 a. m.

El 29 de junio, EL TIEMPO publicó una crónica titulada ‘Lucy Géchem, rehén de un nuevo dolor’, en la cual la entrevistada hablaba sobre las causas de la separación de su esposo, quien durante seis años permaneció secuestrado por las Farc. El artículo era un seguimiento a la noticia, surgida días atrás, cuando Jorge Eduardo Géchem hizo el anuncio a la prensa a través de un comunicado.

La noticia impactó a la opinión pública, que durante varios años siguió el drama del secuestro del ex senador y que, cuatro meses atrás, había celebrado la felicidad del reencuentro de esta familia. Tratándose de un tema tan sensible, no extrañó a la Defensora que en la versión de eltiempo.com la nota apareciera entre las más leídas.

Al mediodía del domingo, cuando había más de 200 comentarios, escribió a la Defensora el lector Elías Chacón: “Estimo que la nota publicada sobre la separación de la pareja Géchem-Artunduaga desborda lo público. Bastaba con dar la noticia y no indagar más, pues la esfera íntima ha sido invadida por periodistas y extraños. Baste leer los ‘comentarios’ de muchos, para comprender la magnitud del daño. ¿No hay un principio ético?” De hecho, algunos lectores de eltiempo.com cuestionaban: “El periodista invade un terreno sagrado, que es la intimidad de las personas… ¡Qué falta de respeto con esa familia!... ¿Qué puede importarles esto a sus lectores?… Si la nota lo que pretende es sensibilizarnos ante el secuestro, créame, no lo está logrando… Esto es demasiado personal y más aún, después de semejante tragedia”… Pero el debate entre foristas no tenía que ver solo con la publicación de la nota sino con los comentarios malintencionados que otros hacían sobre la pareja.

No es la primera vez que esto sucede. Hace dos meses, Juan Carlos Sandino reclamó a la Defensora por los comentarios surgidos ante la noticia sobre la muerte de una modelo. “Deberían evaluar qué artículos deben estar abiertos a la participación. Piensen que la familia y los amigos deben soportar el veneno de desconocidos”. La Defensora cuestionó entonces que en la versión de Internet se permitan los comentarios en noticias que involucran dramas familiares porque no son temas que deban ser objeto de debate y sí pueden causar mucho daño.

Desde luego, la separación de esta pareja es noticia, pero las causas pertenecen al fuero íntimo. El hecho de que la esposa del ex senador haya aceptado hablar con un periodista no es excusa para que el periódico se haya inmiscuido en un asunto tan personal. En la publicación de noticias sobre hechos privados de personajes públicos hay que evaluar dos derechos: el del público a saber y el de la intimidad de las personas; solo esta reflexión permite determinar el límite entre una cobertura razonable y una cobertura abusiva.

Más grave aún es que en eltiempo.com se haya abierto la opción de comentarios. Los principios éticos exigen que los hechos de carácter privado sean tratados con respeto, y el tratamiento dado a esta noticia dejó traslucir, más que un interés humano, un interés sensacionalista por explotar la malsana curiosidad del público

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.