Secciones
Síguenos en:
DALLAS: QUÉ CAMPEONES!

DALLAS: QUÉ CAMPEONES!

Los Vaqueros de Dallas, el equipo más joven de la Liga Nacional de Fútbol Americano de Estados Unidos (NFL), propinó anoche a los Bills de Búfalo su tercera derrota consecutiva en el Super Bowl, venciéndolos por 52-17 con una actuación inspirada de su quarterback (pasador) Troy Aikman. Aikman completó 22 de 30 pases, gestó cuatro touchdowns, produjo 273 yardas y no sufrió intercepciones, que es considerado una muy buena presentación.

Buffalo perdió los dos últimos Super Bowls ante los Gigantes y los Pieles Rojas, respectivamente, y sus hombres estaban convencidos de que su experiencia sería un factor clave ante un equipo como el de Dallas cuya edad promedio es 26 años.

Los Vaqueros, sin embargo, demostraron un aplomo inusitado y no se dejaron amilanar por una anotación tempranera de Búfalo. Por el contrario, respondieron con dos anotaciones fulminantes que cayeron como un baldazo de agua fría a los Bills. Esas dos anotaciones demoralizaron a Búfalo, que a partir de ese momento, sumó un error tras otro y terminó regalando el balón nueve veces.

Dallas aceptó de buena gana esos obsequios y convirtió cada uno de ellos en una anotación. Michael Irving anotó dos y Emmit Smith, Alvin Harper, Jay Novacek y Jimmie Jones aportaron uno cada uno.

La conquista de esta final del torneo profesional de Estados Unidos coronó un proceso de renovación sin paralelo en la historia de la NFL. Hace sólo cuatro años los Vaqueros perdieron 15 de los 16 partidos de la temporada regular. De la mano del coach Jimmy Jones, sin embargo, el club fue ganando terreno constantemente en base a inteligentes contrataciones y en 1992 terminó el año con la seguna marca más alta de la NFL, 133, superada sólo por la de 142 de los 49ers de San Francisco.

Los Vaqueros dejaron en el camino a los 49ers en los playoffs y acto seguido dieron a la Conferencia Nacional su noveno título consecutivo.

Búfalo tuvo un comienzo promisorio y abrió el marcador a los 5 minutos de juego luego que Steve Tasker bloqueó un punt de Mike Saxon y dejó el balón en las 16 yardas de Dallas. Thurman Thomas anotó en corrida de dos yardas luego de que los Vaqueros fueran castigados con un holding que dejó la guinda a cinco yardas de la última línea.

Pero a partir de ese momento el partido se convirtió en un suplicio para los Bills, que terminaron la mayoría de sus posesiones regalando el balón.

En el intermedio del partido el cantante estadounidense Michael Jackson hizo vibrar a todo Estados Unidos con un mini-concierto en la grama del Rose Bowl.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.