Secciones
Síguenos en:
¿Quién maneja la seguridad?

¿Quién maneja la seguridad?

En medio de las discusiones respecto a quién maneja la seguridad de Bogotá, de si el Ministro de Defensa puede realizar consejos de seguridad en la ciudad o es el Alcalde el único que los puede convocar, no se está ante el enfrentamiento de modelos de seguridad, como algunos pretenden mirarlo, sino ante protagonismos políticos respecto a quién puede solucionar los problemas de inseguridad que afectan a la ciudad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Es evidente el interés político del Ministro por dirigir y jugar un papel preponderante en la solución de los problemas de inseguridad, pero también es evidente la falta de liderazgo político y técnico del Alcalde en este asunto; durante estos seis meses, a la Policía es a la que le ha tocado responder por los problemas de inseguridad, sin que el Alcalde se haya pronunciado o dirigido el tema como corresponde.

En este campo, lo que se requiere es coordinación entre los gobiernos Nacional y Distrital, que el Alcalde asuma el liderazgo y que se solucionen los problemas respectivos. Hay que recordar que, así como la Constitución pone en cabeza de los alcaldes el manejo del orden público, también establece que las órdenes del Presidente prevalecen sobre las órdenes de los alcaldes y gobernadores en esta materia. Si el Presidente considera que la seguridad de la ciudad se está deteriorando y no hay un adecuado manejo por parte del Alcalde, puede ordenar a sus ministros de Defensa, e Interior y Justicia intervenir en la ciudad para que solucionen los problemas y convoquen los Consejos de Seguridad que estimen convenientes.

Lo ideal es trabajar en equipo. El distanciamiento y las disputas solo benefician a los delincuentes. El trabajo conjunto debe servir para aplicar una verdadera seguridad democrática en la ciudad, que desde el Gobierno Nacional no ha sido tan democrática como parece, y desde el Distrital no ha sido tan segura como debiera.

Este trabajo conjunto en Bogotá puede servir para que la Seguridad Democrática del presidente Uribe amplíe sus áreas de trabajo hacia la seguridad de los ciudadanos en las calles, dentro de un marco amplio que comprenda la complejidad del problema de la seguridad urbana, que no se limita solo a las áreas en las cuales la Seguridad Democratica ha concentrado sus esfuerzos, como son: el terrorismo, el conflicto armado, el narcotráfico y la reducción de los homicidios.

Puede servir también para deslindar las funciones constitucionales de las Fuerzas Militares y de la Policía a la hora de garantizar la seguridad de los ciudadanos en las áreas urbanas. La seguridad verdaderamente democrática debe acabar con la militarización de la Policía y la policización de los militares, situación de la cual no han sido ajenos los últimos gobiernos del Polo, los cuales han asignado recursos para que el Ejército patrulle la ciudad y realice controles de tránsito y retenes de seguridad.

Esta alianza le debe servir al Gobierno Distrital para dejar de criminalizar a los pobres (“mientras existan pobres habrá violencia y delincuencia”) y para que reconozca que detrás de la gran mayoría de los delitos existen verdaderas organizaciones criminales, que hay que combatir con autoridad; autoridad que le ha faltado al actual gobierno, como lo demuestra el desorden de la Cárcel Distrital, donde en los últimos meses han sido asesinado dos reclusos después de 10 años en los que no se presentaba un solo caso. Lo demuestran también el abandono de la UPJ, la invasión del espacio público, las basuras en toda la ciudad, la contaminación visual y las metas pobres que se ha propuesto para reducir la violencia y la delincuencia en los próximos cuatro años.

Hay que recordarles al Ministro y al Alcalde que la seguridad no es de derecha, ni de izquierda; la seguridad es el sustento y garantía de los derechos democráticos de los ciudadanos, que cualquier gobierno, independientemente de su ideología, debe procurar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.