A N T E E L S E C U E S T R O PLEGARIA POR LA PAZ

A N T E E L S E C U E S T R O PLEGARIA POR LA PAZ

Al referirse al secuestro de Francisco Santos Calderón, la agencia noticiosa UP anota que esta modalidad delictiva es uno de los más crueles atentados contra la libertad y la dignidad humanas . Tal práctica, que pretende fines lucrativos, políticos, publicitarios o de otra índole, merece el rechazo general, al tiempo que provoca la solidaridad de la ciudadanía en favor de la liberación de quienes son sometidos a semejante tormento. El caso del jefe de Redacción de EL TIEMPO, en acción violenta e incalificable, en la que pereció su conductor, reviste especial gravedad por tratarse de un periodista joven, de sólida formación profesional, con estudios de especialización en Texas y Kansas de los Estados Unidos, y vocación de servicio que tan ilustre familia ha demostrado durante tres generaciones en defensa del liberalismo y de los altos intereses de la nación. El perdurable e inextinguible prestigio de Eduardo Santos Montejo, insigne y probo ex presidente de Colombia, dejó huella imborra

09 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

En la tercera generación de la familia, Francisco Santos Calderón, siguiendo el ejemplo de su padre y de sus antecesores, llegó a la jefatura de la Redacción, y pronto sobresalió por su condición de escritor erguido, independiente, de gran valor y carácter en su columna dedicada a la defensa de los más caros intereses nacionales. La situación de orden público, agravada por el secuestro de Francisco Santos Calderón, Diana Turbay y los periodistas que la acompañaban, coloca al país en una encrucijada ante el recrudecimiento de la violencia. Afortunadamente se encuentra al frente del gobierno César Gaviria Trujillo, quien ha dado muestras de su capacidad para afrontar con éxito estas emergencias difíciles de la época presente. Antes de su viaje a Estados Unidos, en donde presentó con dignidad y decoro las tesis de Colombia en los organismos internacionales y serias propuestas económicas para el desarrollo y progreso del país, y después de asistir a la plegaria religiosa por la libertad de los periodistas secuestrados, hizo una nueva oferta de paz a la subversión, y especialmente a las FARC y el ELN, con medidas prácticas para el diálogo a través de una comisión de alto nivel, y la posibilidad de una veeduría internacional como garantía del cumplimiendo de los acuerdos. Toda la nación ha participado con fe y esperanza en las plegarias por el regreso de Francisco Santos, Diana Turbay y demás periodistas, para que estén libres, en sus hogares y sitios de labores, en bien de la patria; que es también una plegaria por la paz. Por ello, solo queda la luz de la esperanza y confiar en la misericordia infinita de Dios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.