Secciones
Síguenos en:
TODAVÍA LA LUZ

TODAVÍA LA LUZ

Es lo cierto que no obstante las repetidas declaraciones oficiales en el sentido de que no existen riesgos de un nuevo apagón a escala nacional, como el que sufrió el país hace un par de años, todavía no parece debidamente despejado el panorama en ese aspecto. En cambio se habla al parecer con buen fundamento que el llamado fenómeno de El Niño se presentará en este año con la mayor intensidad de que se haya tenido noticia, y las gentes no acaban de decidirse entre temerle al niño o creerles a los funcionarios que tratan de tranquilizarlas.

Pero es evidente la insistencia en que no solo tenemos por delante el fenómeno de El Niño , sino que otros factores adicionales, como el incremento de la demanda energética y el no desvirtuado retraso en los planes de expansión harán imprescindible el racionamiento en 1996. No sería excesivo esperar que al respecto se hiciera completa claridad.

Por lo pronto, no deja de ser muy significativo el mensaje que el ministro de Minas y Energía, Jorge Eduardo Cock, ha dirigido a los gobernadores, alcaldes y directores en general de dependencias oficiales, en todo el país, para que adopten de inmediato la consigna de ahorrar luz, de apagar las luces que no sean estrictamente necesarias. Se ha comprobado que las dependencias estatales son las más derrochadoras de luz y energía, y en verdad no tienen por qué ser una excepción en las previsiones contra el apagón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.