Secciones
Síguenos en:
TAMBALEA DIÁLOGO DE PAZ EN RÍO

TAMBALEA DIÁLOGO DE PAZ EN RÍO

Perú y Ecuador demostraron anoche que no será fácil volver a la paz. Aunque ambos países se comprometieron ayer ante los países garantes del Protocolo de Río de Janeiro a aplicar un alto el fuego, los dos gobiernos pusieron luego condiciones que podrían hundir el acercamiento.

El canciller y primer ministro peruano Efraín Goldenberg supeditó la posibilidad de suspender las operaciones militares al resultado de las conversaciones que realicen en Río de Janeiro los vicecancilleres de las dos naciones en una reunión prevista para hoy. Y el presidente ecuatoriano, Sixto Durán-Ballén, dijo anoche desde Quito que ha ordenado a su delegado retirarse de la reunión de hoy si Perú no cumple con el cese del fuego acordado ayer.

Frágil compromiso de paz en Rio Aunque Perú y Ecuador se comprometieron ayer ante los países garantes del Protocolo de Río de Janeiro a aplicar un alto el fuego en el conflicto bélico que ambos libran en su frontera amazónica, los dos gobiernos pusieron condiciones que podrían hundir el acercamiento.

Desde Lima, el canciller y primer ministro peruano Efrain Goldenberg dijo anoche que su país no ha asumido todavía un acuerdo de alto el fuego y supeditó la posibilidad de suspender las operaciones militares al resultado de las conversaciones que realicen en Río de Janeiro los vicecancilleres de las dos naciones en una reunión prevista para hoy.

Por su parte, el presidente ecuatoriano, Sixto Durán-Ballén, dijo anoche desde Quito que ha ordenado a su delegado retirarse de la reunión de hoy si Perú no cumple con el cese del fuego acordado ayer.

Yo he dado instrucciones al vice canciller de que si hasta el momento en que se iniciaran en las sesiones no hubiese una definición de la hora del cese del fuego, deje constancia de que no se ha dado cumplimiento a lo acordado y se retire de la reunión .

Ante tal situación, los cuatro países garantes del Protocolo de Rio (Estados Unidos, Brasil, Argentina y Chile) pidieron anoche a ambos países que emitan cuanto antes una comunicación oficial sobre la hora y condiciones en que entrará en vigencia la decisión de cesar las hostilidades.

El vicecanciller argentino, Fernando Petrella, precisó que no se puede decir que hay un alto el fuego mientras no se establezcan un día y una hora para suspender todas las operaciones militares que se realizan en la frontera.

Además de Petrella, a la reunión de países garantes asistieron también los viceministros de Relaciones Exteriores de Chile, Fabio Vío; Brasil, Sebastiao Dorrego Barrios; y el subsecretario de Asuntos Interamericanos de Estados Unidos, Alexander Watson. El grupo emitió un comunicado en el cual resalta la importancia de un cese el fuego para que el encuentro de Río de Janeiro pueda producir resultados positivos y duraderos, para restablecer la paz y evitar mayor derramamiento de sangre . Ayer se insinuó nuevamente la posibilidad de enviar observadores una vez entre en vigencia la tregua.

En principio se había previsto que a la reunión asistieran los vice cancilleres de Perú (Eduardo Ponce) y Ecuador (Marcelo Fernández de Córdoba). Sin embargo el presidente Durán-Ballén dijo antes de la reunión que ningún representante suyo se sentaría a la mesa de negociación si el gobierno de Lima no decretaba un cese total del fuego en la frontera tal como lo hizo su gobierno en la madrugada del martes luego de sostener negociaciones con. en grupo de países garantes.

Este cese de hostilidades debía comenzar a las 12 del día de ayer, pero Perú guardó silencio durante la mayor parte del día y sólo al caer la noche los países garantes pudieron obtener su compromiso en tal sentido.

Advertencia de Durán-Ballén Durán Ballén, por otro lado, señaló que esperaba que en la cita de Río los países asistentes no quieran sacrificar una vez más al Ecuador , y dijo que es la hora de la justicia, de reconocer que tenemos derecho al acceso soberano de continuidad territorial al (río) Amazonas .

El término sacrificar , según los observadores, obedece a que precisamente con el Protocolo de Río de Janeiro de 1942, epílogo de una cruenta guerra en 1941, Ecuador perdió unos 200.000 km2 de amazonía.

Ese Protocolo contempló accidentes geográficos inexistentes en la realidad, que debían ser referencias para la frontera, lo que dejó 78 km lineales sin hitos, lo cual ha generado un litigio entre ambos países por un área de 340 kilómetros cuadrados. Esta zona ha generado cíclicas escaramuzas, la más grave de ellas en 1981, y es el origen de los enfrentamientos que desde jueves pasado llevan a cabo peruanos y ecuatorianos.

Júbilo en la frontera La noticia de la posibilidad de un cese al fuego fue recibida con júbilo en las poblaciones fronterizas del lado ecuatoriano y varios sectores peruanos. Ayer no se registraron combates de envergadura, pero el gobierno ecuatoriano denunció la incursión en su territorio de varios aviones de combate peruanos y dos o tres escaramuzas .

Los ejércitos de ambos bandos permanecieron en máxima alerta y en las capitales continuaba la movilización de reservistas y voluntarios.

El conflicto se desencadenó a partir del 9 de enero cuando Ecuador denunció haber sorprendido a una patrulla de soldados peruanos en su territorio. Dos días después hubo un primer enfrentamiento a tiros con otra patrulla.

Tras un respiro de casi una semana, se produjeron los ataques peruanos, hasta llegar el domingo a una ofensiva masiva , rechazada por los ecuatorianos, que derribaron dos helicópteros peruanos. Aunque ambos ejércitos dicen haber causado a su enemigo una treintena de bajas, el número de muertos es totalmente incierto.

AL MARGEN EL CONGRESO PERUANO aprobó por una mayoría el viaje del presidente, Alberto Fujimori, a la Cumbre Bolivariana de Cumaná, Venezuela, a fin de fortalecer el futuro del Pacto Andino. No obstante, Fujimori no ha confirmado oficialmente su asistencia. Por su parte, el mandatario de Ecuador, Sixto Durán Ballén viajará hoy Cumaná. La cita, que reunirá a los mandatarios de los países bolivarianos, ha sido organizada para el 2 y 3 de febrero con ocasión del bicentenario del nacimiento del Mariscal Antonio José de Sucre.

JIMMY CARTER, ex presidente de EE.UU. y Oscar Arias, ex mandatario de Costa Rica, hicieron ayer una llamada vehemente a Perú y Ecuador para que declaren un inmediato alto el fuego y comiencen negociaciones para terminar con la disputa militar que los tiene enfrentados desde la semana pasada. Consideramos que la mesa de negociaciones es el único ámbito en el que se pueden lograr soluciones duraderas para los diferendos entre individuos y entre colectividades. El empleo de la fuerza sólo puede conducir al incremento del odio y a la consolidación de las diferencias , señalaron Carter y Arias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.