Secciones
Síguenos en:
CONFUSO AMBIENTE EN RELACIONES CON EE. UU.

CONFUSO AMBIENTE EN RELACIONES CON EE. UU.

Un clima de confusión reinaba ayer en medios diplomáticos a raíz de las declaraciones del embajador de Estados Unidos Myles Frechette, quien matizó un discurso ampliamente elogioso para Colombia, con revelaciones sobre el descontento que existe en medios del Gobierno y del Congreso de su país por el desempeño de la administración Samper en la lucha contra el narcotráfico.

Frechette fue replicado por el embajador en Estados Unidos, Carlos Lleras de la Fuente, quien dijo que en ese país sólo están contentos cuando ven caer miles de colombianos en la guerra contra las mafias.

El embajador Frechette dijo la semana pasada, en una conferencia ante el Consejo de las Américas, que ve difícil que el gobierno de Bill Clinton expida la certificación que avale el desempeño de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.

Este documento es fundamental, entre otras cosas, para la consecución de créditos en los organismos internacionales.

Acabo de venir de Washington y les puedo decir que tanto en la rama Ejecutiva como en el Congreso creen fuertemente que la administración Samper no se ha desempeñado tan bien como podría , dijo el diplomático.

En medio de un discurso ampliamente elogioso con Colombia, el embajador Myles Frechette hizo varias anotaciones que fueron interpretadas por algunos medios de comunicación como fuertes críticas al gobierno en su lucha contra el narcotráfico.

Las declaraciones de Frechette causaron una airada reacción del embajador de Colombia Carlos Lleras de la Fuente, quien dijo que lo que ocurre es que en la época en que han estado más contentos en los Estados Unidos por la lucha contra el narcotráfico ha sido aquella durante la cual han muerto miles y miles de compatriotas . Su dura posición fue conocida ayer en entrevista radial que le hizo Viva FM.

Frechette dijo lo siguiente durante una conferencia ante el Consejo de las Américas en Nueva York la semana pasada: Acabo de venir de Washington y les puedo decir que tanto en la rama Ejecutiva como en el Congreso creen firmemente que la administración Samper no se ha desempeñado tan bien como podría. Y que a pesar de cientos de miles de asistencia dada a Colombia a lo largo de los años ni estados Unidos ni la comunidad internacional (encuentran resultados). Eso es deplorable y espero que el Gobierno de Colombia vaya al Congreso (de Estados Unidos) y presente su caso porque es absolutamente necesario .

También dijo que en estas circunstancias duda de que el gobierno del presidente Bill Clinton expida la certificación que permite a Colombia obtener ayuda en la lucha contra el narcotráfico, obtener nuevos créditos internacionales y disfrutar de las ventajas que se derivan de instrumentos comerciales como el Acuerdo de Preferencias Andinas.

La certificación debe ser expedida a comienzos del mes de marzo. De no darse, Colombia, según analistas consultados, quedaría al nivel de los países que han tenido mayor tradición en la producción y el consumo de estupefacientes, como Laos y Camboya.

Lleras de la Fuente, por su parte, se mostró extrañado de la declaración de Frechette en momentos en que, a su juicio, las relaciones entre los dos países atraviesan por un período bastante positivo.

Y LA ECONOMIA? Las relaciones económicas entre Colombia y Estados Unidos no están en su mejor momento.

Primero las demandas contra el banano, luego contra las flores y ahora el enfrentamiento entre los dos embajadores.

Las relaciones entre los dos países han sido muy cordiales. Pero estamos experimentando uno de los periodos más difíciles y controvertidos , dijo Myles Frechette, embajador de los Estados Unidos, durante el desayuno que se realizó el viernes 27 de enero con cerca de 50 banqueros e inversionistas colombianos y estadounidenses en el Consejo de las Américas en Nueva York.

Por fortuna la demanda contra los cultivadores de rosas tuvo un final satisfactorio ya que se demostró que no había competencia desleal por parte de los productores colombianos. Pero el conflicto bananero sigue vigente.

En efecto, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos inició investigaciones bajo la cláusula 301 contra Colombia y Costa Rica por poner en práctica el acuerdo marco de banano con Europa.

De acuerdo con las autoridades comerciales de los Estados Unidos, la puesta en marcha del acuerdo lesiona los intereses económicos de grandes multinacionales bananeras como Chiquita Banana y Havaiian Brands.

Qué impacto puede tener la investigación bajo la sección 301? Existe la probabilidad de que se impongan barreras comerciales que obstaculizarían las exportaciones a Estados Unidos que es al fin y al cabo el mejor mercado para Colombia.

Se deteriora la imagen? La pregunta que muchos empresarios se hacen hoy es si el discurso del embajador Myles Frechette afectó la imagen de Colombia ante un grupo selecto de banqueros cuyo trabajo es investigar cuáles son los mejores países para invertir.

El impacto tuvo que ser nocivo. Los asistentes al foro del Consejo de las Américas son algunos de los que deciden las inversiones en Colombia , dijo un empresario del Valle consultado por EL TIEMPO.

Para otros en cambio, el discurso del embajador fue favorable a los intereses colombianos. Myles Frechette realizó una extensa exposición sobre los logros económicos del país en los últimos años aunque expresó dudas sobre la política contra la inflación.

Es una tormenta en un vaso de agua. Las declaraciones de Frechette no deben afectar la imagen internacional del país. Para Wall Street Colombia es un país que promete , expresó Bert Ruiz, presidente de la Asociación Colombo-Americana en Nueva York y uno de los asistentes al foro.

El discurso de Frechette En un discurso de 30 páginas, ampliamente elogioso de Colombia, el embajador de los Estados Unidos, Myles Frechette, dijo sin embargo que representantes del Gobierno y el Congreso de su país creen fuertemente que la administración del presidente Ernesto Samper no ha hecho tanto como debiera en la lucha antidrogas.

Inclusive, señaló, Colombia podría no ser certificado como un aliado eficaz en la lucha antinarcóticos y, por esa vía, ser excluido de programas de cooperación.

La advertencia se produce en momentos en que las relaciones comerciales con Washington atraviesan por una fase compleja a raíz de las negociaciones en torno al banano.

El embajador -quien también cuestionó el restablecimiento de relaciones entre Colombia y Cuba y dijo que éste sólo ha servido para legitimar el régimen de la isla- sostuvo que los cientos de millones de dólares que Estados Unidos y otros países han invertido en asistencia a Colombia no han producido los resultados esperados.

Aunque el Presidente Clinton certificó a Colombia el año pasado, esta misma decisión va a ser muy difícil este año. El desempeño de Colombia durante 1994 fue mejor que en el 93 en algunos aspectos, pero peor en otros.

Más aún -añadió Frechette- hay quienes en Washington, tanto en la rama ejecutiva como en el Capitolio, que creen fuertemente que la administración Samper no se ha desempeñado tan bien como habría podido y que a pesar de los cientos de millones de dólares de asistencia estadounidense a Colombia en los últimos años, los Estados Unidos y la Comunidad Internacional, tienen poco para mostrar de ello .

El embajador, que pidió medidas contra las fortunas de los narcos, advirtió que si Clinton no certifica a Colombia, la mayores formas de asistencia extranjera estadounidense, excluyendo la ayuda antinarcóticos y humanitaria, va a ser suspendida y los Estados Unidos también deberá votar en contra de los prestamos para este país en bancos multilaterales de desarrollo .

El discurso tuvo lugar el viernes pasado durante un desayuno ante el Consejo de las Américas y la Asociación Colomboamericana en Nueva York.

Paz y economía Frechette dedicó la mayor parte de su intervención a elogiar los avances en el terreno económico y el ámbito de los derechos humanos. Mencionó la apertura económica, la flexibilización en materia laboral y la agresiva política de privatización que permitió ceder el manejo del sistema de ferrocarriles, la telefonía celular, bancos y empresas del sector químico a la inversión privada.

Subrayó la prioridad que Samper ha dado a los derechos humanos y dijo que este en un fenómeno agravado por grupos de guerrilleros violentos .

Destacó el que a diferencia de otras administraciones, el actual Gobierno empezó por admitir que el problema no es simplemente de imagen distorsionada en el exterior sino de un patrón de abuso de vieja data y de una impunidad injustificable por parte de la Policía, los militares y otros . Elogió la reactivación de investigaciones por los episodios de Trujillo y Caloto y calificó como logró del Gobierno la aprobación del Protocolo II de Ginebra.

El embajador de los Estados Unidos dijo que Samper se ha diferenciado de sus antecesores en materia de estrategia de paz que consiste por un lado en una continuada presión militar sobre los movimientos guerrilleros y por el otro lo que parece ser una genuina determinación de iniciar unas negociaciones significativas .

Puso en duda, no obstante, la actitud de aquellos grupos dentro de los grupos guerrilleros que se han hecho ricos a través de la cooperación con los narcotraficantes, la extorsión, el secuestro y los robos de bancos .

Dijo que desde 1980, en 57 incidentes separados, han sido secuestrados 69 ciudadanos americanos y que hay ocho cautivos actualmente, seis de ellos misioneros. Más ciudadanos estadounidenses están en este momento en manos de secuestradores en Colombia que en cualquier otro país del mundo .

Narcos El tema del narcotráfico -sostuvo Frechette- continúa siendo el más significativo y a veces controvertido asunto bilateral entre Estados Unidos y Colombia aun cuando tras la baja de Pablo Escobar y la desintegración del cartel de Medellín se creyó que se había doblado la esquina en este tema.

El gobierno de Colombia encara un reto mucho más sofisticado del cartel de Cali (...) con capacidad de utilizar enormes recursos financieros en sus esfuerzos por lograr legitimidad social y económica. La administración Samper tuvo que gastar una cantidad significativa de tiempo y energía en derrotar una proposición legislativa a finales del 94 que, si hubiera pasado, hubiera debilitado seriamente las barreras legales al enriquecimiento ilícito.

Para su crédito, el Gobierno derrotó esa legislación y además introdujo una amplia legislación anticorrupción que por primera vez haría del lavado de dólares un crimen en Colombia .

Con todo, al entrar en el tema de la cooperación judicial, el embajador estadounidense dijo que una de las áreas en las que francamente nos hemos visto frustrados, en nuestros esfuerzos de colaboración, ha sido el área de cooperación judicial.

Aunque ha habido un número resultante de condenas, las sentencias han sido chocantemente cortas y en el proceso se ha hecho claro que tenemos diferencias significativas en nuestro acercamiento a la negociación de penas .

ABC de las certificaciones La certificación es una aprobación que los Estados Unidos expiden a los países con los cuales mantienen cooperación en el control antinarcóticos.

Es el departamento de Estado el que lleva un informe al Presidente y, con base en él, el mandatario toma la decisión y la presenta al Congreso. El primero de abril es la fecha límite para hacerlo. El Congreso tiene la autoridad para desaprobar o certificar.

Cuando descertifican a un país, este pierde todo tipo de ayuda externa que pueda contemplarse bajo el Foreign Assistance Act, el Arms Export Act y cualquier ayuda financiera del Export-Import Bank. En esos tres niveles afectaría a Colombia.

La descertificación de Colombia implicaría que el Gobierno de los Estados Unidos daría instrucciones para que sus representantes en organismos internacionales de crédito no voten a favor del país.

Una posibilidad es que se expida la certificación de National interest certification (NIC), la cual significa que estos países no hicieron suficiente en materia de cooperación y logros, pero existen otros intereses que justifican no descertificarlo, a la espera de una mejoría en el control antinarcóticos.

Según especialistas, la descertificación le daría discrecionalidad a los EE. UU. para quitarle a Colombia los beneficios de nación más favorecida en el comercio internacional, podrían a comenzar a subir aranceles y de este modo podrían llegar a bloquear las exportaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.