Secciones
Síguenos en:
ARMAN ESCÁNDALO A NEWT GINGRICH

ARMAN ESCÁNDALO A NEWT GINGRICH

Newt Gingrich, el flamante presidente republicano de la Cámara de Representantes, no recibió un centavo por dictar un curso de historia en una universidad de Georgia en 1993, pero documentos oficiales indican que los contribuyentes pagaron el grueso de los costos de sus viajes entre Atlanta y Washington.

Los documentos, compilados por la oficina del secretario de la Cámara, indican que Gingrich usó diez de sus 29 viajes pagados por los contribuyentes en 1993 para ir y volver de Atlanta durante los diez fines de semana en que dictó un curso en el Colegio Universitario Estatal de Kennesaw.

Los viajes ocurrieron en semanas consecutivas, el único período durante el año en que viajó a su estado natal con tal frecuencia.

A los miembros del Congreso estadounidense se les reembolsa por los vuelos a su estado siempre y cuando afirmen que el propósito principal del viaje es atender asuntos oficiales. Las reuniones con los representados y discursos a grupos de la comunidad son ejemplos de asuntos oficiales, pero dictar un curso no lo es.

En el caso de Gingrich, dijo un vocero, se organizaron reuniones con residentes de su distrito para que coincidieran con los viajes semanales a la universidad.

El hizo un compromiso de estar allí para dictar la clase, de modo que incluyó asambleas populares en su programa , dijo Allan Lipsett, vocero de la oficina de distrito de Gingrich en Marietta, Georgia. Eso es lo que se supone que haga un congresista: volver a su estado y hablar con sus representados .

Chuck Lewis, de la organización de Washington Centro para Integridad Pública, criticó el pago de los viajes por el erario público.

No se supone que los funcionarios públicos atiendan asuntos privados a costa del dinero del público , dijo Lewis. Y no se supone que creen la fachada de estar atendiendo asuntos oficiales con el fin de cubrir sus gastos .

No obstante, Lewis añadió que semejante fusión de asuntos oficiales y privados es cosa rutinaria en Washington.

Gingrich, quien acostumbra criticar el despilfarro de fondos gubernamentales y propone reducir los programas de ayuda a los pobres, enseñó por dos horas durante diez sábados consecutivos, a partir del 18 de septiembre de 1993. Durante ese plazo, sometió cuentas de gastos por cuatro vuelos de ida y vuelta entre Washington y Atlanta. También sometió seis vuelos de ida solamente, a Atlanta antes de la clase o a Washington luego de la clase.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.