Secciones
Síguenos en:
BARRIGAZO DE ALVARO RAAD

BARRIGAZO DE ALVARO RAAD

El presidente Samper le pidió la renuncia al director de la Aeronáutica Civil, Alvaro Raad Gómez, con la advertencia de que si no lo hacía ayer mismo lo destituiría fulminantemente.

La decisión del jefe del Estado se originó por el escándalo en que se vio envuelto el funcionario por haber pedido directamente 41 tiquetes a la aerolínea Avianca para desplazar un grupo de amigos a Cúcuta donde el pasado 27 de enero se le rindió un homenaje político.

En su renuncia, Raad dice que fue víctima de una confabulación por parte de diversos grupos económicos que, según él, resultaron afectados con las medidas que había adoptado.

Asimismo, ayer quedó planteada una controversia jurídica por el uso que el ministro de Transporte, Juan Gómez Martínez, hizo del avión oficial para viajar a Cúcuta, al homenaje en honor del hoy destituido director de la Aerocivil.

Atendiendo una petición expresa de la Presidencia de la República, el director de la Aeronáutica Civil, Alvaro Raad Gómez, se vio forzado a renunciar ayer a su cargo.

La orden era perentoria. A raíz del escándalo que se generó con un viaje a Cúcuta, el presidente Samper dijo que renunciara, o de lo contrario se vería obligado a destituirlo fulminantemente.

Luego de rendir descargos ante la Consejería para la Administración Pública por la acusación de haber pedido 41 tiquetes a Avianca para viajar a Cúcuta a un homenaje en su honor el pasado 27 de enero, el funcionario presentó su dimisión.

No obstante el escándalo que destapó el noticiero QAP y que directivos de Avianca confirmaron que Raad había pedido 41 tiquetes para llevar amigos a su homenaje, hasta pocas horas antes de su renuncia, nunca aceptó la irregularidad.

No obstante que ya hizo sus primeros descargos y que tuvo que abandonar el puesto, el ahora ex director de la Aerocivil seguramente será investigado disciplinariamente por la Contraloría General de la República, porque siendo director del organismo que dicta las políticas en materia aeronáutica acudió a una de las empresas para solicitar un favor a título personal.

En la carta al jefe del Estado, Raad atribuyó su decisión de renunciar porque, a su juicio, algunas medidas adoptadas en ejercicio de su función han movido a diversos grupos económicos a desestabilizar mi administración, en infame confabulación que lesiona mi dignidad y mi honra .

Según Raad, no se me escapa que las decisiones de carácter general adoptadas en estos últimos meses, encaminadas a recuperar la credibilidad de los colombianos en la Aerocivil, fueron deliberadamente malinterpretadas porque, entre otros motivos, produjeron incomodidad en algunas empresas aéreas, afectadas con ellas .

Agrega que bastaría examinar las bajísimas cifras del capital de algunas sociedades mercantiles dedicadas a la aeronavegación, para establecer la enorme deficiencia financiera de ese sector empresarial. O podría referirme a la política de democratización de las rutas aéreas y la sana competencia tarifaria, para comprender los motivos de tanta vesanía .

En este último punto, muchos interpretaron como una alusión directa a Avianca, aerolínea a la que Raad le negó hace dos semanas la operación de 16 nuevos vuelos que saldrían y decolarían en el aeropuerto Eldorado.

Otro vuelo secreto De otro lado, ayer comenzó a gestarse una controversia jurídica por el uso del avión oficial del Ministerio de Transporte por parte de su titular, Juan Gómez Martínez.

Como se sabe, EL TIEMPO y el noticiero de televisión QAP denunciaron que el ministro se desplazó a Cúcuta en el avión que le fue asignado por ese despacho para cumplir gestiones oficiales.

La duda reside en si se trataba de un acto de gobierno, como ha manifestado el propio ministro, o un evento de tinte político, toda vez que fue un homenaje a un funcionario.

Esta última tesis se refuerza por el hecho de que, según los testimonios de algunos asistentes al acto y de las grabaciones fílmicas que existen, en el evento fue proclamada la candidatura a la presidencia de la República del propio ministro Gómez Martínez.

Adicionalmente, en el encuentro estuvieron presentes reconocidos políticos encabezados por los directores de los partidos conservador y liberal, Fabio Valencia Cossio y Juan Guillermo Angel, respectivamente.

Según juristas consultados, la ley 13 de 1984 sobre obligaciones y deberes de los servidores públicos dice en su artículo 15 que es causal de destitución apropiarse o usar indebidamente bienes de Estado .

Este caso se asocia con uno similar ocurrido el año pasado al entonces presidente César Gaviria, quien transportó en el avión de la Presidencia un grupo de músicos hasta Valledupar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.