Secciones
Síguenos en:
CRISIS POR FALTA DE PAPEL

CRISIS POR FALTA DE PAPEL

La industria gráfica y editorial en todo el mundo atraviesa uno de sus momentos más difíciles. La oferta de papel es cada vez menor y sus precios crecen como espuma.

La industria de impresos esta ante un gran dilema: asume en su estructura de costos el aumento de los precios del papel para poder cumplir con el Pacto Social o aumenta los precios por encima del 18 por ciento.

Para expertos e industriales consultados por EL TIEMPO, todo indica que no quedará otra salida distinta a la de aumentar los precios por encima de la meta oficial.

Quien sea capaz de salir al mercado internacional y encontrar una tonelada de papel a buen precio, tendrá jugosas ganancias.El mundo se está quedando sin papel. La escasez es de tal magnitud que los precios están experimentando el alza más elevada de los últimos 50 años.

En Colombia, las industrias editorial y papelera están en duros aprietos, pues afrontan el dilema de tener que pagar altos costos por las materias primas y a la vez cumplir con el Pacto Social que supone no aumentar los precios en más del 18 por ciento.

Lo peor es que no se espera que la oferta reaccione favorablemente porque la industria papelera en todo el mundo está tratando de salir de una crisis que no le permitió ampliar la capacidad instalada.

La crisis que se presentó a principios de los años noventa se manifestó con en exceso de oferta y precios, que llegaron a estar por el suelo .

Por ello, la bonanza de precios actual es la única esperanza que ven los productores para crecer, modernizarse y aumentar el número de toneladas para ofrecer en el mercado.

Durante la crisis perdimos 50.000 millones de pesos por la baja de precios y solo ahora tendremos una cifra de ganancias importante, de manera que tendremos que esperar para expandir la producción , dijo el vicepresidente de Propal en Bogotá, Bernardo Sánchez.

Esa situación prolongará la subienda. El alza de precios durará por lo menos dos años , aseguró Magdalena Uribe, directora de la cámara de pulpa, papel y cartón de la ANDI.

Son malas noticias para los editores e impresores, y especialmente para los que trabajan con papel periódico, que tiene un agravante: los problemas ecológicos en el mundo son una traba para cortar la madera, principal insumo en la fabricación de este tipo de papel.

En Colombia, los papeles prensa para los periódicos son importados de países como Canadá, Chile, Estados Unidos y Finlandia.

Hace menos de un año el precio de la tonelada de ese papel estaba en 485 dólares y ya subió 50 dólares. Adicionalmente, hay anuncios extraoficiales de que tendrá otros dos incrementos iguales en marzo y octubre, lo que significaría un alza del 30,9 por ciento en todo el año.

Eso significa que quedará en 635 dólares la tonelada, después de haber llegado a 425 dólares en 1992.

Luis Fernando Santos, gerente general de EL TIEMPO, dice que las empresas tendrán que absorber la nueva situación dentro de la estructura de costos, para seguir ganando mercado frente a los medios de comunicación electrónicos.

El papel bond también será víctima de un alza considerable. Ya pasó de 520 dólares la tonelada en el primer semestre de 1994 a 1.000 al finalizar el año.

Más grave aún es la situación si se tiene en cuenta que tendrá un impacto inmediato sobre el valor de los libros.

Un alivio es que los productores nacionales están en capacidad de abastecer el mercado interno, y esa va a ser su prioridad (aún a costa de se sacrificar exportaciones).

A la vez, la industria gráfica va a tener que recurrir a ellos porque sus proveedores internacionales, que aprovecharon las ventajas de la apertura económica durante los dos últimos años, ya cancelaron sus envíos a Colombia. Se trata de productores de Brasil, Suecia y Finlandia que no tienen más papel para ofrecer.

Y el Pacto? El primer impacto de los elevados precios se sentirá en los impresos, cuyo costo podrá subir más del 18 por ciento , dijo Bernardo Jaramillo, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Gráfica (Andigraf).

En un abrir y cerrar de ojos todo cambió para la industria gráfica: después de crecer a un ritmo del 10 y 11 por ciento por los bajos precios del papel, ahora se enfrentan a un aumento de sus costos.

Magdalena Uribe dice que no se ha previsto qué alzas habrá, pero es muy difícil estar en el 18 por ciento, pues los balances de las empresas se vieron muy afectados .

Bernardo Sánchez, sin embargo, dice que están haciendo todos los esfuerzos para mantenerse en los niveles del Pacto .

Por qué suben? Desde 1989 el mundo entró en una crisis por exceso de capacidad a nivel mundial; recesión en los países industrializados y crisis en las naciones de la antigua Unión Soviética.

Si en el mundo llovía en Colombia no escampaba. El proceso de apertura económica entró en pleno furor y el país recibió una cantidad considerable de papeles importados que afectó la industria papelera nacional.

La crisis empapeló al mundo y los productores no sabían qué hacer con sus inventarios. Esto explica la disminución en los precios.

Pero como cualquier otro commodittie (producto básico) que está en constantes alzas y desplomes, desde mediados de 1994 el papel tiene una nueva vida. Le llegó su agosto a los productores, que además habían cerrado plantas porque nadie les compraba, de manera que ahora producen muy poco en relación con todo lo que les quieren comprar.

Si se hace un gráfico del comportamiento de los precios del papel durante los últimos 20 años es evidente su volatilidad por la gran cantidad de picos y valles . Pero, cuando se promedian todas los aumentos y disminuciones se nota que el producto se comportó igual que la inflación mundial , expresó una analista.

Esto indica que el papel está directamente ligado al resultado de la economía mundial.

De hecho, en los últimos dos años la demanda se reactivó, básicamente, porque el Producto Interno Bruto mundial se recuperó y eso indica un mayor consumo, especialmente en Estados Unidos, que compra 90 millones de toneladas al año.

En Colombia se consumen 850.000 toneladas. De ese total, 610.000 se producen en Colombia y 288.000 se importan.

Otro elemento que ha incidido en el elevado costo del papel es el alza de las materias primas.

La pulpa, que es la esencia del papel, de la cual se importan 25.000 toneladas y se producen 200.000, subió de 450 dólares la tonelada en enero de 1994 a 805 dólares en noviembre. Para este año se esperan niveles de 1.000 dólares.

Situaciones similares se esperan para los casos de la soda cáustica y el cloro, que sirve para blanquear el papel.

La crisis hasta ahora está mostrando su cara y es probable que los precios no hayan llegado aún al techo que pueden alcanzar, lo que quiere decir que los impresores tendrán que prepararse para más impactos.

(VER RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.