Secciones
Síguenos en:
JUICIO CONTRA SUPUESTO CEREBRO DEL ATENTADO AL WORLD TRADE CENTER

JUICIO CONTRA SUPUESTO CEREBRO DEL ATENTADO AL WORLD TRADE CENTER

Calificado por el presidente Bill Clinton como uno de los terroristas más buscados en el mundo , Ramzi Ahmed Yussef, uno de los principales sospechosos en el atentado contra las torres del World Trade Center de Nueva York, negó ayer su culpabilidad ante un tribunal estadounidense.

La captura de Yussef, presunto artífice del atentado contra el World Trade Center del 26 de febrero de 1993, que causó seis muertos y unos mil heridos, puede arrojar luz sobre quién ordenó y financió esa acción terrorista.

Yussef, de 27 años, se declaró ayer inocente de los once cargos en su contra, al comparecer ante el juez John Keenan de Nueva York.

El misterioso fugitivo, objeto de una intensa búsqueda policial desde que huyó de Nueva York la noche del atentado, fue detenido en Pakistán hace dos días y entregado a las autoridades de EE.UU.

El acusado llegó el miércoles a Nueva York bajo estrictas medidas de seguridad.

Los expertos contraterrorismo dicen que su captura es muy importante, no sólo para esclarecer los orígenes del atentado al World Trade Center, sino también sobre una serie de casos terroristas en Asia, incluido un supuesto complot para asesinar al Papa Juan Pablo II durante su visita a Filipinas el mes pasado.

Preguntado por Keenan cómo respondía a los cargos en su contra, Yussef contestó en inglés: Me declaro inocente .

Pero el ministro paquistaní de Interior, Naserulah Babar, indicó ayer que Yussef admitió su implicación en el atentado.

Cerebro del atentado Durante ese juicio, los fiscales presentaron a Yussef como el cerebro del atentado.

Llegó a Estados Unidos con un pasaporte iraquí el 1 de septiembre de 1992, pero sin visado estadounidense y pidió asilo político, y esa petición estaba en trámite cuando, bajo un nombre falso, subió a un avión hacia Pakistán la noche del atentado, dicen las autoridades.

Según los fiscales, el misterioso Yussef trajo varios manuales sobre cómo fabricar bombas, mientras se hallaron sus huellas digitales en dos de ellos y, además, entregó el dinero para la compra de los explosivos.

La mañana del atentado fue visto en la camioneta en la que se colocó la bomba, que explotó en el garaje subterráneo del World Trade Center, según la fiscalía.

Yussef, quien, al parecer, se educó en Kuwait, participó en la lucha de los rebeldes afganos, financiada por Washington, contra la ocupación soviética de Afganistán en la década de los años 80.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.