Secciones
Síguenos en:
EL ARTE Y LA SAPIENCIA DE JOSE MIGUEL ARROYO

EL ARTE Y LA SAPIENCIA DE JOSE MIGUEL ARROYO

La afición taurina de Bogotá copó ayer más de tres cuartos de plaza. Y salió feliz, porque vió una interesante corrida, bajo un sol radiante. Y seguramente les quedará para su historiria un faenón de Joselito .

Se rindió un sentido y solemne minuto de silencio por Juan Garzón, hermano de Augusto, el ganadero de turno, fallecido en días pasados. En ese lapso también invocamos a quienes murieron en el reciente terremoto en Colombia, especialmente en la ciudad de Pereira.

Se lidió un encierro de Garzón Hermanos, de excelente presentación, y con un peso promedio de 533 kilos. Una corrida que tuvo nobleza, y que debe dejar satisfecho al ganadero. Pelearon en los caballos, y fueron de menos a más, hasta terminar propiciando triunfos a la terna. Cada uno en su segundo enemigo cortó oreja. Los toros lidiados en quinto y sexto lugares fueron encastados.

Como director de lidia actuó ayer el torero Juan Mora, quien vistió un traje celeste y oro. Con gusto y con garbo ejecutó lances a su primer enemigo, de salida alegre. Con la pañosa, después de unos doblones pintureros, llevó al toro al centro del ruedo. Allá, donde la soledad se siente más, toreó bien con la mano derecha. Sin poder ligar, eso sí, porque el toro era tardo en la embestida. También procuró embarcarlo por naturales y logró una tanda, algunos trompicados. Exprimió al toro desde el fondo de su casta. En la suerte suprema pinchó antes de dejar media estocada y un metisaque. Pero como hasta al mejor barbero se le queda un pelo, el toro se quedó en pie, sin humillar, y solamente desfalleció cuando escuchó el tercer aviso. El público, que comprendió que el diestro había estado bien, aplaudió al torero.

No pudo lancear a gusto a su segundo. Pero, después de haber tenido el disgusto en su primero, como dijo nuestro Libertador una tarde: La muerte o la libertad . Se la jugó, y con un valor enorme logró cuajar muletazos de muchísimo mérito a un toro soso, bien armado y pesado, al que le tuvo que aguantar para sacarle el máximo partido. Se fue tras la espada y se mojó los dedos con sangre del grandulón. Como había hecho una faena de hombre y de torero grande, merecía la oreja, que le otorgaron.

Un figurón indiscutible Ayer José Miguel Arroyo Joselito tuvo una tarde inspirada. Con entrega y cabeza fría, demostró que es un torero completo, que sabe mucho y que lleva el arte hasta en el caminado. Su primer astado fue un animal de magnífica estampa, un jirón bajito, con culata y cabeza. Joselito , enfundado en el grana y oro, el traje de los valientes, inteligente, comprendió que el burel era flojo de remos, y lo toreó a media altura, sin someterlo mucho, pero eso sí, con temple, arte y una serenidad admirable. Como los grandes poetas, combinó la simetría y la belleza. Toreó por naturales con mando y temple. La oreja parecía segura, porque es un estoqueador certero, delos mejores. Pero pinchando a ley, tuvo que entrar tres veces antes de una estocada entera. Debió saludar desde el tercio.

Pero lo más grande de la tarde, y quizá lo mejor de la temporada, vino en su segundo enemigo, un toro dulce, al que picó bien Juan Mari García. El madrileño hizo un quite por chicuelinas apretadas, rematando con una serpentina. Y si se trataba de exponer, Joselito resolvió sentarse en el estribo para ejecutar cuatro pases y salir luego al tercio, llevando al toro con una displicencia casi fastidiosa. Esa que solo se permiten los toreros cuajados, los artistas, los que con toros de respeto saben concebir faenas profundas como un sueño después de la fatiga. Por la diestra toreó lento, templado y hondo. Y por naturales, cruzándose sobre el pitón contrario y sembrándose en la arena, para no moverse un centímetro, llevó al toro con temple, con una lentitud pasmosa y un arte supremo. Sin trucos. Se lo pasó por el centro de la muleta, muy cerca de su cuerpo. En verdad, jugó con la muerte como si estuviera manejando el carrito de un bebé. A pesar de haber pinchado en hueso en tres oportunidades, entrando a ley, le tuvieron que otorgar una oreja, que merecía.

Bien el colombiano El sogamoseño César Camacho no desentonó. Nuevamente demostró la garra que dan los cubios y las habas. Ante su primero, un castaño, ojo de perdiz, gazapón, se hizo ovacionar por los pares de banderillas, superior el segundo, colocado al sesgo. En la muleta el toro se rajó como un cobarde. Camacho tuvo que matarlo de pinchazo antes de una estocada y descabello, cuando había sonado un aviso.

En el último de la tarde, para el colombiano la cosa estaba cuesta arriba. El compromiso era enorme. Sus dos alternantes habían rayado muy alto. Pero este torero las hormonas en su sitio, y con el apoyo de la afición salió a hacerse ver. Por suerte para él, le correspondió un buen toro, el más bravo del encierro. Lo lanceó bien y con variedad, aunque había podido jugar los brazos con más largueza. Luego en banderillas, se jugó el pellejo. Más que todo en aquel par al quiebro, muy pegado a las tablas, y que colocó en todo lo alto. Con la muleta estuvo bien ante un astado que hubiera descubrir a un mal torero, como ocurre con los bravos. Pero Camacho supo estar, y le ligó series por derecha y al natural, entre los olés de la plaza entera. Porque estaba toreando con entrega y, además, por aquello del patriotismo, el público se desbordó, y cuando mató de un gran espadazo, en todo el hoyo de las agujas, la petición de las orejas fue unánime. Le concedieron una, pero el público quería las dos.

El cartel del domingo Para el domingo próximo seguramente la Santamaría estará hasta las banderas, porque después de la faena de José Miguel Arroyo Joselito , el gerente de la Corporación, Camilo Llinás, dio casi seguro el cartel. Dijo que serían Curro Vásquez, el madrileño y Pepe Manrique.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.