Secciones
Síguenos en:
¿Y los PC de los ‘paras’?

¿Y los PC de los ‘paras’?

La extradición de los jefes paramilitares a Estados Unidos ha tenido un corolario insólito: todo indica que, una vez los sacaron de sus cárceles, “desaparecieron” misteriosamente el computador de Mancuso, los discos duros de los de ‘Cuco’ Vanoy y otros y las tarjetas SIM de varios de sus celulares.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de mayo 2008 , 12:00 a. m.

A este hecho, ya digno de Ripley, le siguió otro no menos desconcertante: las declaraciones del director del Inpec, el general (r) Eduardo Morales, quien ha dicho, como lo más normal del mundo, que no puede asegurar que desde las cárceles no se siga delinquiendo.

La paradoja, a más de escandalosa, es doble. Por una parte, resulta que, dotados de teléfonos y conexión a Internet, gracias a autorización oficial en el marco de la Ley de Justicia y Paz, los jefes paramilitares podían comunicarse tranquilamente con Raimundo y todo el mundo desde la cárcel.

Para cuando se los extraditó llevaban meses en esas, pues desde el comienzo se les autorizaron esos celulares y computadores. Difícil sorprenderse, entonces, de que siguieran delinquiendo.

Como si eso fuera poco, el contenido de varios de sus computadores y la historia de sus llamadas por celular logran evaporarse. Con razón no faltan las burlas. Como aquella de que solo en Locombia sucede que los computadores de ‘Raúl Reyes’ sobrevivan a un bombardeo selvático, mientras los de los paramilitares se esfuman de cárceles de alta seguridad.

La amarga conclusión es que los establecimientos bajo la égida del general (r) Morales son todo menos seguros. Aunque el permisivo régimen especial de los jefes paramilitares fue una decisión del alto Gobierno, para nadie es un secreto que en las cárceles colombianas prácticamente todo es posible para un interno, si tiene la plata y está bien ‘conectado’. No solo por obra de la corrupción, que permite el ingreso de drogas, armas y quién sabe qué más cosas. Sino porque los regímenes de visitas y, en general, de lo que pueden o no hacer los detenidos es con frecuencia laxo y poco riguroso. Es inaudito, por ejemplo, que no se empleen en todas las cárceles los bloqueadores de señales de celular para impedir llamadas. O que el ex director de la cárcel de máxima seguridad de Valledupar haya sido capturado, acusado de haber ayudado a un ‘para’ a volarse. En otro país, cierran la cárcel (y despiden a su jefe).

Pero lo más penoso es oírle al encargado de la seguridad de esos lugares que “la conclusión es sencilla y elemental: es difícil controlar que no se delinca en los establecimientos (penales)”. Cuando se supone que la cárcel debería servir, al menos, para cortar los nexos de los detenidos con el exterior, así quieran seguir haciendo de las suyas “en su mente”, como dijo el director del Inpec. Declaraciones que dejan una impresión desoladora del sistema carcelario colombiano, con la desaparición de los discos duros y tarjetas SIM como un elocuente ejemplo de ineficacia. Si no se los llevaron los jefes paramilitares –que no pudieron hacerlo–, ¿quién les ayudó? ¿Qué dice el Inpec sobre este interrogante concreto? La extradición es una confesión de impotencia de la justicia colombiana.

Pero, con semejante ‘seguridad’ carcelaria, con razón hay muchos que creen que es mejor que los criminales estén en Estados Unidos, donde de verdad no pueden seguir delinquiendo, que aquí, donde el primer encargado de que no lo hagan se declara incapaz de impedirlo. ¿Qué tal?.

La pérdida de discos duros y tarjetas SIM de los ‘paras’ y las declaraciones del director del Inpec dejan una desoladora impresión del sistema carcelario

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.