OCIOLATRIA

OCIOLATRIA

Las neivanas de Emiro Garzón Tienen las nalgas grandes y redondas, inmensas las caderas, larguísimas las piernas, erectos y turgentes los senos, delicadas las manos y las líneas del rostro; siempre bien peinadas, paradas firmes sobre la tierra, conscientes de los efluvios sensuales que emanan de la armoniosa desproporción de sus cuerpos; provocativas féminas de bronce que gracias al toque magistral del escultor logran superar el límite de lo que en otras manos podría quedarse en lo grotesco. Son las neivanas de Emiro Garzón, el artista de Belén de los Andaquíes (Caquetá), quien alista maletas para viajar a Tokio a participar en una muestra colectiva de pintores y escultores colombianos convocados para que millones de japoneses vean y palpen el país que dibujan y esculpen los creadores plásticos.

19 de febrero 1995 , 12:00 a.m.

Eso será en Junio. Antes, Emiro expondrá en Barranquilla, Medellín y Cali, ciudades que estaban en turno para conocer la obra que ha venido gestándose a través de una historia que comienza en las selvas y los campos del Caquetá, cuando Emiro perteneciente a la generación denominada los hijos de la violencia sólo encontraba posibilidad de expresión frente a la barbarie, tallando en madera y barro figuras de campesinos y lavanderas, hombres y mujeres del pueblo a quienes desde entonces observa como víctimas del caos nacional, a la vez que equilibrio y esperanza, protagonistas de esta historia dura de todo el siglo XX.

La vocación de Emiro, quien de todas maneras domina desde la miniatura hasta el coloso, es la de las grandes dimensiones. Obras suyas están en las plazas y parques de importantes ciudades colombianas, han sido vistas y aplaudidas por públicos europeos y latinoamericanos y ahora, a partir de la colectiva de Tokio, parece que comienza ese punto crucial que en la agenda de los artistas se conoce como el despegue internacional: el momento en que se enfrentan de verdad a la crítica del mundo, a los ojos de hombres y mujeres desconocidos, distantes en la geografía y en el lenguaje, a quienes el artista debe unir o transmitir identidad a través de sus obras. Las neivanas y los campesinos, las lavanderas y los caminantes, los seres vivos, de bronce, habitantes del mundo soñado por Emiro Garzón, parten de viaje.

Las cartas del ocio Si la pereza es la madre de todos los vicios, según filósofos anónimos recurrentes, el ocio debe ser el padre de todas las inquietudes, si nos atenemos al contenido de algunas de las cartas que constantemente llegan a esta columna.

El caso de Sorprendidas II, aparte de la carta airada de las beneméritas monjitas y de la oportuna y objetiva intervención de Radiosucesos RCN, ha despertado a espontáneos corresponsales. Por sus frases los recordaréis: ... usted ve la paja en el ojo de los demás, pero no la viga en el suyo... tenga en cuenta que las actrices que componen ese elenco son figuras de gran trayectoria en nuestro medio y que referirse a ellas en los términos que usted utilizó, es por lo menos una gran falta de respeto... , dice, entre otras cosas, Marta Vergel, de Bogotá. Juan David Peláez, también de la capital, piensa así: ... usted se quedó corto, porque la obra es realmente monótona y poco creativa. La crítica fuerte y objetiva falta en nuestro medio.. .

Desde Santa Marta pregunta Martiniano Araoz: Gente que no viva en Bogotá puede vincularse a la Asociación de guionistas de televisión, que usted anunció en reciente columna? . Claro que sí! La idea de quienes promueven esta iniciativa es justamente esa: agrupar talentos que den una respuesta oportuna a la gran demanda de escritores que traerá la apertura. Dirección? Aún no existe, pero quienes deseen pueden escribir a esta columna, apartado 40436, Bogotá. Haremos llegar sus cartas a los interesados.

De Cúcuta, Edgar Miguel Bello García aclara: ...el III Festival Internacional de Teatro Universitario de Cúcuta fue convocado por la Universidad Francisco de Paula Santander con el Fondo mixto para la Cultura del Norte de Santander y la Asociación Cravonorte.... La dirección central del evento está a cargo de Edgar Bello, director Artístico del grupo de Teatro El Portón, epicentro gestor y coordinador del evento como elenco artístico . Para 1995 el Festival cubrirá a Cúcuta, Ocaña, Pamplona, Chinácota, Toledo y Tibú, del 27 de agosto al 2 de septiembre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.