Secciones
Síguenos en:
COMPLOT EN EL CLUB SUIZO

COMPLOT EN EL CLUB SUIZO

La plataforma política, económica y social de la administración de Gaviria se hizo conocer, si no oficialmente, por lo menos sí oficiosamente en el No. 141 de la revista Estrategia económica y financiera correspondiente a marzo de 1990, o sea, dos meses antes de la elección presidencial. Ello es interesante por múltiples razones. En primer lugar, Estrategia es la revista que por años ha venido propiciando un modelo económico diferente. Así lo reconoció el propio presidente con ocasión del relanzamiento de la revista en febrero de 1994: De ahí la importancia de publicaciones como Estrategia, que cuando el país aún mantenía un modelo de desarrollo basado en la sustitución de importaciones y en la amplia intervención del Estado en la economía, abogó por la revolución de la libertad, del mercado libre, de la iniciativa privada, del intercambio global y de la innovación tecnológica . (Dicho sea de paso, en verdad que algo parecido podría decirse con respecto a la reforma política. Pero no

En segundo lugar, porque la plataforma a que hago referencia fue resultado de una serie de trabajos y discusiones realizados en el familiar Club Suizo (un almorzadero de intelectuales y tecnócratas, localizado apenas dos cuadras abajo de la sede de Estrategia), en los cuales participaron el grupo de tecnócratas y technopols que a partir del 7 de agosto de 1990 acompañarían desde distintas entidades del Gobierno al presidente Gaviria.

Y, en tercer lugar, porque el relator de estas deliberaciones fue Rudolf Hommes, quien sería ministro de Hacienda por todo el período (1990-1994). Hommes es uno de los fundadores de la revista, que en su momento promovió el ex ministro de Hacienda Rodrigo Botero, y uno de los más asiduos colaboradores, con firma y sin firma! Pero más interesante aún, el informe publicado por Hommes titulado Una propuesta económica para los noventa (habría podido llamarse Una propuesta política y... ), que plantea de frente la conveniencia de que, como ocurrió, el tema de la apertura se convirtiera en el centro de la discusión política durante el proceso electoral. Después de describir el nuevo modelo de desarrollo, de señalar las prioridades del gasto público, la política macroeconómica (control fiscal, inflación, tasas de cambio, tasas de interés), el modelo de comercio exterior, dice el relator Hommes: Se necesita que los colombianos voten en las próximas elecciones por quienes se comprometan a reformar el régimen de comercio exterior para facilitar la salida de productos y para liberalizar las importaciones, sin restarles protección a las industrias colombianas, en primera instancia (1). Y más adelante, ...lo más importante es que la reforma que se aplique cuente con un amplio respaldo nacional; que se lleve a cabo sin gradualismo a favor de sectores específicos; que se mantenga el objetivo de abrir la economía y que todas las medidas busquen este fin, evitando zigzagueos y retrocesos .

Y por qué resulta tan interesante que se incorpore al debate electoral este tema? Pues, aparte de ser un asunto contencioso que desata todo tipo de fantasmas y miedos, porque, como ya se dijo, no ha sido así en otros países que se han embarcado en este tipo de reformas.

En el discurso de posesión presidencial se puede encontrar una versión de la relatoría del Grupo del Club Suizo que luego se traduciría en el Plan de Desarrollo denominado La revolución pacífica y que durante el cuatrienio se materializaría en leyes, decretos y resoluciones.

Apertura comercial Es una característica que también va a contrapelo de la sabiduría convencional que superficialmente repite hasta el cansancio que la retórica de las campañas políticas no se refleja luego en la tarea gubernamental. Tanto en el caso de Barco como en el de Gaviria (no excluyo que haya sido así en otras administraciones), la evidencia muestra la coincidencia entre las plataformas electorales, los discursos de posesión y la acción gubernamental. Y más llamativa que esta comprobación es la madurez política de estas dos administraciones, que no han tenido inconveniente en preservar y afinar las políticas de sus antecesores y en profundizarlas cuando así lo han estimado conveniente. Por ejemplo, y ya desde la relatoría de las deliberaciones del Grupo del Club Suizo, al hablar de lo que podría ser el modelo de apertura de la administración de Gaviria dice: Para llegar a ello hay muchas alternativas, que estudia el Gobierno en la actualidad, y que son muy razonables .

Algo que llama mucho la atención en la propuesta del Grupo del Club Suizo es la estrecha relación que ellos plantean entre la Reforma Económica y la Reforma Política y la política de orden público. No es común encontrar una visión así entre tecnócratas. Al examinar con cuidado la lista de los participantes se encuentran varios que estuvieron expuestos, unos más que otros, a la reflexión política tanto en la Universidad de los Andes como en el exterior (Oxford, Toronto, etc.): el propio Hommes cuyo padre era un politólogo alemán; Ulpiano Ayala, Jorge Bustamante, Darío Bustamante, Nohora Rey, Alberto Umaña.

Además, Hommes fue miembro de la Comisión Presidencial para la Reforma de la Administración Pública del Estado Colombiano, creada por la administración de Barco precisamente para examinar la eficiencia, la democratización, la responsabilidad y el fortalecimiento de la capacidad del Estado colombiano (decreto 1150 de 1989).

La reforma política se plantea, correctamente, en términos de aumentar la capacidad de gobernar o de mejorar la capacidad de gobernar efectivamente . Por ello, dicen en la propuesta que la primera prioridad del gasto público debe ser restituirle al Estado colombiano su eficacia para gobernar . Y pasan a señalar la administración de justicia como el sector prioritario para el gasto público y luego programas e integración territorial y social, de salud, nutrición, educación y seguridad social. El siguiente lugar sería para las exportaciones y la infraestructura.

No estaban aquí todos los elementos de la Reforma Política que habría de introducirse y que resultó muchísimo más ambiciosa. Y es bien probable, aunque sujeto a controversia, que la apertura económica tomó precedencia sobre la educación, la nutrición y la seguridad social. Pero esos cambios en el énfasis o en el orden son el resultado de la manera como la coyuntura fue ofreciendo las oportunidades.

Lo que he querido señalar es la coherencia esencial entre la propuesta del Grupo del Club Suizo, la plataforma electoral de Gaviria, su discurso de posesión y la tarea de gobierno. Y ello para subrayar que, en el caso colombiano, el electorado no fue engañado ni tramado. Las cartas de juego fueron claras, estuvieron destapadas, nadie podía llamarse a engaño.

Y cuál fue la participación del candidato presidencial César Gaviria en las deliberaciones del Club Suizo? Las referencias obtenidas indican que no participó personalmente en las reuniones.

Conviene, a continuación, presentar los nombres de los participantes en las deliberaciones del Club Suizo, lo que según mis averiguaciones habría constituido el grupo permanente, para señalar su origen universitario y las funciones que desempeñaron durante la administración de Gaviria. Es evidente que se trata de un grupo de ex alumnos de la Universidad de los Andes (con la excepción de Villate y Montenegro), coordinado por Rudolf Hommes, quien aunque estudió allí los primeros años de ingeniería industrial obtuvo sus grados universitarios (B.A., M.A. y Ph.D.) en los Estados Unidos. También participaron en este grupo Francisco Azuero, Bernardo Barona, Sergio Clavijo, Jorge Cock, María Claudia Correa, Luis Gustavo Flórez, Raúl Sanabria, Jaime Silva y Luis Alberto Zuleta.

(1) Rudolf Hommes, Una propuesta económica para los noventa , en Estrategia Económica, No. 141, p. 16. También funcionaron simultáneamente otros grupos especializados de estudio, uno de ellos patrocinado por la Fundación para la Educación Superior (FES) sobre las reformas a la justicia. Y otro sobre la Asamblea Constitucional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.