Secciones
Síguenos en:
DÓNDE COMPRAR LOS REPUESTOS PARA SU CARRO

DÓNDE COMPRAR LOS REPUESTOS PARA SU CARRO

El año pasado el 50 por ciento de las ventas las hicieron los almacenes de repuestos de Bogotá. En ellos se encuentran toda clase de piezas.

En Bogotá se encuentra desde un tornillo hasta un motor.

Por eso es considerada la capital nacional del repuesto, ya que si alguien de la provincia requiere de alguno, la brújula le señalará esas coordenadas.

Es tan grande el mercado, que se consiguen, desde las autopartes de modelos que dejaron de ensamblarse en el país hace varias décadas, hasta las de los últimos modelos.

Esto lo comprobaron las páginas de Vehículos en un recorrido que hicieron por toda la capital.

Según el estudio anual de la Asociación de Comerciantes de Autopartes (Asopartes), seccional Bogotá, el año pasado se vendieron en el país el equivalente a 1.200 millones de dólares (aproximadamente un billón de pesos), en piezas para automotores.

De esa suma se estima que el 50 por ciento fue comercializada por los almacenes de Bogotá. Eso representa una cifra cercana a los 500 mil millones de pesos.

Tal cantidad de dinero demuestra que existe en la ciudad un surtido de autopartes lo suficientemente amplio para atender las necesidades del parque automotor colombiano.

Calidad nacional El avance tecnológico nacional se acerca a las exigentes normas de calidad del mundo, al menos en un 90 por ciento.

Eso se apoya en el hecho de que, el año pasado, los fabricantes nacionales ocuparon el 50 por ciento del mercado, mientras que las piezas de origen importado se tomaron la otra mitad.

Tal auge se debe, a la exigencia del Gobierno a que las ensambladoras tienen que instalar un mínimo del 30 por ciento de autopartes en sus vehículos.

Además, como consecuencia de la apertura económica, que puso a competir a los nacionales y a los extranjeros.

Tales medidas sirven para desarrollar la calidad de manufactura nacional, al punto de que se exportan a los mercados internacionales el 30 por ciento.

Si esa cifra no es la más representativa, se debe a que el precio final del repuesto nacional es alto, a comparación del producido en otras latitudes.

Las zonas El mismo informe revela que en Bogotá existen 5.021 establecimientos de comercio de autopartes, los cuales se han desarrollado en nueve zonas bien delimitadas a lo largo y ancho de la ciudad.

Allí se pueden conseguir todo tipo de repuestos, aunque, por ejemplo, si se requieren partes para camión y vehículos estadounidenses, la zona indicada es la de la calle Sexta.

O si la necesidad es de alguna pieza para automóvil (europeo o japonés), el destino puede ser el barrio 7 de agosto.

Sin embargo se consiguen partes para los carros en otras siete zonas de la ciudad (ver recuadro).

Los precios varían de un sector a otro, principalmente por el costo de funcionamiento del local (pago de empleados, arriendos, servicios...) De todas maneras las diferencias no son significativas debido a que circulan listas de precios que regulan el mercado.

Aparte de las zonas reconocidas, en otros sitios de la ciudad se instalaron comerciantes de repuestos, en lugares no tradicionales.

Fue un fenómeno ocasionado por la inseguridad que se tomó los lugares más populares.

Los atracos, la evasión de impuestos, el contrabando y la venta de repuestos de segunda salidos de los desgasaderos , redujeron en un 50 por ciento la rentabilidad de los autopartistas en el período 93-94.

Competencia desleal Pero el problema real que afrontan los comerciantes de partes es el lavado de dólares .

Asopartes dice que más del 42 por ciento de las ventas se ven afectadas por el ingreso indebido de divisas a través de la comercialización autopartes en el país.

Ante eso los comerciantes pierden ya que tienen que registrar en sus costos aranceles, contribuciones a la Cámara de Comercio, servicios públicos, aportes parafiscales, salarios, seguridad social y el costo del dólar oficial.

Para Asopartes, quienes practican el lavado de dólares pueden ofrecer precios por debajo del costo.

Así, el consumidor deberá preferir aquellos repuestos que sean vendidos con todas las garantías.

Es decir, si le ofrecen partes por sumas irrisorias, y además no le expiden factura, generalmente es porque en caso de reclamación no habrá ningún tipo de responsabilidad por parte del vendedor.

Es mejor hacer las compras legalmente, así cueste un poco más. Sea legal con el país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.