Secciones
Síguenos en:
LOS INMUEBLES AFECTADOS DEBEN SER NEGOCIADOS

LOS INMUEBLES AFECTADOS DEBEN SER NEGOCIADOS

El señor Germán Rodríguez manifiesta que desde hace más de diez años ha pretendido vender o adelantar obras de construcción en un inmueble de su propiedad, pero no ha sido posible, pues en el plano urbanístico aparece congelado por el trazado de una vía.

Respuesta A partir de la vigencia de la Ley Novena de 1989 se acabaron, en teoría, las situaciones irregulares e injustas que durante décadas se presentaron cuando se limitaba o se impedía la expedición de la licencia de construcción con el argumento de que el predio estaba afectado por la construcción futura de una obra pública.

Actualmente la afectación o restricción impuesta por una entidad estatal por causa de una obra pública o por protección ambiental solo se puede realizar mediante un proceso descrito en la Ley y, en el caso de Bogotá, en el Acuerdo 6 de 1990.

El proceso de afectación puede iniciarse de oficio o a petición de las entidades públicas, con la vinculación del propietario del predio, pues la Administración Municipal deberá citarlo previamente a efectos de que se haga parte y defienda sus derechos.

Después de los análisis pertinentes se impondrá la afectación mediante acto administrativo de carácter particular y concreto.

En el mismo acto se fijará el término que durará la afectación, que en el caso de las vías públicas podrá ser de nueve años y para las demás obras de tres años.

Transcurrido el término, si la entidad no ha adquirido el inmueble, la afectación quedará sin efecto.

Prevé la Ley que la entidad a cuyo favor se imponga esta restricción, celebrará un contrato con el propietario afectado en el cual se pactará el valor y la forma de pago de la compensación por los perjuicios que se le causen durante el tiempo que dure la misma.

Un aspecto que reviste gran importancia es el requisito establecido por la Ley para que se pueda afirmar que existe esa limitación.

El acto mediante el cual se imponga la misma deberá registrarse en la Oficina de registro de Instrumentos Públicos en el folio de matrícula inmobiliaria del inmueble.

Si queda sin efecto la afectación en razón de que la entidad pública no haya adquirido el inmueble, el Registrador deberá cancelar la inscripción.

Por último, me permito aclararle que la Corte Suprema de Justicia, al declarar exequible el artículo 37 de la Ley Novena, concluyó que el acto citado de la administración no autoriza para sacar del comercio el bien, pudiendo disponer el propietario del mismo, pues lo que se limita por un tiempo es la obtención de licencias para construir o urbanizar.

En conclusión, si en su caso no se han cumplido estas condiciones, el predio no se encuentra afectado.

El Departamento de Planeación Distrital, entonces, deberá expedirle la licencia, adquirir el inmueble o afectarlo mediante el procedimiento citado y por un tiempo determinado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.