Secciones
Síguenos en:
ORDENAMIENTO TERRITORIAL

ORDENAMIENTO TERRITORIAL

Pocas materias tan sensibles en una nación de regiones, heterogénea y diversa, como la definición de los principios, postulados y normas que rigen el ordenamiento territorial, sobre todo cuando Colombia está transitando tan aceleradamente demasiado, quizás? por los caminos de la descentralización política, administrativa y fiscal.

Nuestra historia geopolítica ha estado determinada en buena medida por la evolución de los parámetros de ordenamiento interno, hasta el punto de que aún a la fecha subsisten 19 conflictos territoriales entre departamentos y cerca de un centenar entre municipios.

No en vano, una de las más sustantivas contribuciones para definir estos asuntos vino precisamente de la Asamblea Nacional Constituyente, pródiga en debates sobre este particular. Era, ciertamente, la instancia ideal para retomar el debate sobre nuestro ordenamiento territorial, habida consideración del pluralismo ideológico, étnico y regional que caracterizaba la procedencia de los delegatarios.

Así, la Constituyente pretendió superar la acumulación de frustraciones que se remontaban a la expedición de la Ley 62 de 1939, la que a su turno había pretendido retomar la tarea reordenadora del territorio que habían dejado inconclusa la Asamblea Constituyente de 1905 y el presidente Rafael Reyes.

La primera de las leyes que se ha debido expedir en desarrollo de la Constitución para dar vida a sus disposiciones en materia de ordenamiento territorial era, justamente, la ley orgánica. Sin embargo, por explicables razones referentes a la dinámica del Congreso y a la definición de las agendas legislativas prioritarias, se aprobaron otros desarrollos legales de la Carta al paso que naufragó la tramitación de la Ley Orgánica.

Ahora, tras un juicioso esfuerzo que recoge aportes de debates anteriores y que se nutre del trabajo cuidadoso y diligente adelantado por la Comisión de Ordenamiento Territorial creada con mandato transitorio por la Constituyente, se ha reabierto el debate con la presentación del proyecto de Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial.

La acción conjunta de la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Gobierno y la Consejería Presidencial para el Desarrollo Institucional, ha definido los ejes de la discusión del nuevo proyecto que se presentará formalmente por el Ejecutivo ante el Legislativo al iniciarse el segundo período de sesiones de la legislatura que cursa.

Sin duda las deliberaciones en el Congreso serán tan intensas como fructíferas. Ojalá conduzcan a la aprobación de esta Ley Orgánica que el país demanda con urgencia para precisar, entre otros tópicos, la normatividad relativa a los principios rectores del ordenamiento territorial; las condiciones de autonomía de las entidades territoriales y el ejercicio de sus respectivas competencias; las divisiones administrativas; las áreas metropolitanas, las provincias, departamentos, municipios, distritos y regiones territoriales; las regiones administrativas y de planificación; las entidades territoriales indígenas; la comisión de ordenamiento territorial; los problemas limítrofes y el mapa oficial, entre otros.

Como bien lo ha dicho el Vicepresidente, es necesario que aprendamos a apreciar que nuestra riqueza intelectual, moral y material está, precisamente, en la diversidad de nuestras regiones. Entonces, que se abra el debate con la clara convicción de que pluralismo, tolerancia y respeto a la diferencia, son presupuesto de la convivencia pacífica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.