Secciones
Síguenos en:
EL DILEMA DE LA BANCA VENEZOLANA

EL DILEMA DE LA BANCA VENEZOLANA

Si el sistema bancario venezolano aspira a ser considerado como sano, deberá ser capitalizado por sus accionistas con unos 200.000 millones de bolívares (unos 1.176 millones de dólares).

Es la opinión de expertos como el economista Leonardo Buniak, expresada en el Instituto Venezolano de Ejecutivos de Finanzas, en un foro durante el cual se analizó la realidad bancaria de Venezuela, afectada en determinado momento por un 90,04 por ciento de vulnerabilidad.

Según Buniak, la banca deberá disponer de unos 100.000 millones de bolívares para disponer de un índice de solvencia apropiado, y de otros 100.000 millones para lograr una cobertura patrimonial sólida.

De acuerdo con el experto, el proceso de capitalización no se ha sostenido sobre la base de aporte efectivo, sino de reinversión de utilidades, condicionadas por ingresos no recurrentes y probablemente inflados.

La vulnerabilidad del sector llegó a 90,04 por ciento, por la suma de la cartera de créditos de baja calidad y los activos inmovilizados, dijo. El índice se duplicó entre junio y diciembre pasados, debido especialmente al peso de la cartera inmovilizada del Banco Latino, de unos 100.000 millones de bolívares.

El total de esta cartera es de unos 160.000 millones de bolívars.

Un informe de la firma Francisco Faraco y Asociados coincide en la necesidad de enormes sumas para capitalizar el sistema bancario (calcula unos 80.000 millones de bolívares), pero a la vez establece un escalafón de las entidades de crédito, basado en el análisis de criterios técnicos como calidad de activos, rentabilidad, liquidez, gestión administrativa y patrimonio, y otros 22 indicadores.

La calidad de activos mide qué tan buenos han sido los préstamos dados por la banca, así como la calidad de las inversiones realizadas en inmuebles. Agrupa cuanto hay de activos de riesgo y de activos productivos en relación con los activos del banco.

La rentabilidad o ganancia establece la proporción de las utilidades respecto a los recursos colocados por los accionistas del banco y en cuanto al total de los activos.

La liquidez señala cuántos son los fondos disponibles y de fácil recuperación para responder a los depositantes. Se miden respecto a los activos y en relación con las captaciones totales.

El patrimonio indica qué tanto han puesto de sus fondos los accionistas respecto de los activos totales, así como qué cantidad de activos de riesgo posee el banco.

El escalafón señala como bancos AAA a los que ofrecen cero riesgo, como AA Plus a los de bajo riesgo, como AA a los de mediano riesgo,, como A a los de mediano alto riesgo, y como 0 a los de alto riesgo.

Según el estudio, al terminar 1994, el panorama de la banca venezolana era el siguiente: AAA: CitiBank, Plaza, Extebandes, Lara, Venezolano de Crédito, Exterior, del Caribe.

AA Plus: Brasil, Tequendama, Ganadero, Noroco, Banesco, Caracas, Occidente, Industrial de Venezuela.

AA: Internacional, Provincial, Canarias de Venezuela, Caroní.

A: Guayana, Occidental de Descuento, Mercantil, Empresarial, Fomento Regional de Coro y Fomento Regional de los Andes (recién privatizados), Capital.

0: Latino, Orinoco, Venezuela, Sofitasa, Profesional, Unión, Italo-Venezolano.

No clasificados: Principal, Federal.

De los anteriores, Unión fue reflotado por sus accionistas y por la intervención de otros bancos; Principal, Italo-Venezolano y Profesional fueron estatizados.

Ocho bancos a liquidación Una reciente decisión oficial aceleró el proceso de liquidación de ocho bancos sometidos a control del Estado, y que están incapacitados para pagar intereses por multimillonarios auxilios que les entregó el Gobierno para evitar la quiebra.

La situación surgió cuando el Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria (Fogade) exigió el pago de los intereses, ahora que deberá pagarle al Banco Central de Venezuela (BCV) 1.2 billones de bolívares que prestó para salvar el sistema financiero.

El cobro de intereses lo decidió Fogade, a pesar de que el BCV no ha definido los parámetros y el costo del dinero para el pago de la billonaria deuda.

En concepto de analistas, la exigencia de pago, de un 45 por ciento, impide a los bancos y a sus empresas asociadas toda posibilidad de rehabilitación.

Los bancos afectados, intervenidos a mediados del año pasado, son Maracaibo, Construcción, La Guaira, Amazonas, Barinas, Fiveca y Metropolitano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.