Secciones
Síguenos en:
CINE HECHOS AL 100 POR CIENTO

CINE HECHOS AL 100 POR CIENTO

Durante años, el cine se ha encargado de crear mitos, de sembrar fantasías, de alimentar sueños, de dar alegría, de provocar tristeza, de contar la historia, de enseñar y de distraer, sólo para nombrar algunas de sus cualidades. Todos tienen sus películas favoritas, las de todos los tiempos, las que los conmueven, las que están mejor hechas y las que tienen el reparto perfecto.

Ahora, con motivo de los cien años del cine, el Editor de Espectáculos del Diario El País de Montevideo, Uruguay, publicó una lista de las que, a su juicio, son las más importantes super producciones de todos los tiempos, calificadas, no tanto por su contenido artístico como por el precio de su realización, las grandes estrellas que la estelarizan y los magníficos escenarios.

El recorrido comienza en 1914 con El nacimiento de una nación, una cinta del estadounidense David Griffith, que narra una historia de amor en el marco de la Guerra Civil de los Estados Unidos.

Durante la primera década del siglo también se produjeron cintas como la italiana Cabiria, para la cual fue necesario crear locaciones que simularan las construcciones de Cartago, y la consagración de Griffith en el séptimo arte, Intolerancia, rodada en impresionantes escenarios babilónicos en 1916.

La década de los años veinte estuvo a cargo del director alemán Fritz Lang que hizo historia con sus películas Los Nibelungos (1923), que evoca el famoso mito germánico y Metrópolis (1926), una futurología sobre una sociedad mecanizada. Y aunque hubo otras películas como Codicia, de Erich von Stroheim (1924) estos años se caracterizaron por las cintas de guerra, como El gran desfile, del estadounidense King Vidor (1925); Napoleón, de Abel Gance (1927) y Sin novedad en el frente, de Lewis Milestone, que inauguró la década de los treinta.

Los actores famosos comienzan a aparecer alrededor de 1935, cuando Mickey Rooney y James Cagney protagonizaron Sueño de una noche de verano. El mismo año, Clark Gable y Charles Laughton fueron las estrellas de Motín a bordo, una producción de Frank Lloyd.

Durante esta década, más exactamente en 1931, se filmó la primera producción de Hollywood fotografiada en Africa, llamada Trader Horn. Otras cintas costosas fueron: Lo que vendrá, una película futurista hecha en Inglaterra en 1936; Olimpia, los dioses del estadio, una recopilación de las olimpiadas de Berlín de 1936 y, por supuesto, una de las más grandes superproducciones de todos los tiempos y la primera hecha en color, Lo que el viento se llevó, (1939), protagonizada por Vivian Leigh y Clark Gable y dirigida por Victor Fleming, George Cukor y Sam Wood.

Durante la década del cuarenta, en plena guerra, las superproducciones disminuyeron. Paradójicamente, países como Alemania (con El barón Munchausen, 1943) y Francia (Sombras del paraíso, 1944), directamente involucrados en los costos de la guerra, fueron los que se dieron el lujo de hacer cintas costosas. Cierra la década una película llamada La caída de Berlín, hecha en Rusia en 1948, que celebra la toma de la capital alemana por el Ejército Rojo.

Desde 1950, el número de películas que fueron hechas con sumas millonarias incrementó. La época de oro de Hollywood estuvo marcada por una producción gigantesca llena de luminarias de la pantalla, escenografías impresionantes y costos enormes.

A pesar de que la mayoría de las cintas costosas son estadounidenses hay algunas acertadas excepciones francesas, italianas e inglesas.

Así, en los anales de la historia figuran costosos y conocidos rodajes como Las minas del rey Salomón (1950), Quo Vadis (1951), El manto sagrado (1953), De aquí a la eternidad (1953), La vuelta al mundo en 80 días (1956), Los Diez Mandamientos (1956), La Dolce Vita (1959), Exodo (1960), Espartaco (1960), Los cañones de Navarone (1961), Lawrence de Arabia (1962), Cleopatra (1963), El Gatopardo (1963), My fair lady (1964), Doctor Zhivago (1965), 2001 Odisea del espacio (1968) y La guerra y la paz (1968), entre otras.

Con los años setenta comenzaron a aparecer las superproducciones con secuelas. Así, en 1971, Francis Ford Coppola creo El padrino, que tuvo tres partes, además de una serie para televisión, hecha a partir de las tomas filmadas para la primera cinta.

Fuera de esta cinta, es famosa Novecento, de Bernardo Bertolucci, rodada en Italia en 1977; Encuentros cercanos del tercer tipo, la famosa cinta de Steven Spielberg sobre los platillos voladores; La guerra de las galaxias, otra trilogía, esta vez futurista, a cargo de George Lucas; Alien, de Ridley Scott y Apocalypsis now, también de Ford Coppola, la más famosa de la racha de cintas de Vietnam.

En los ochenta, el cine se vuelve más internacional. No sólo reaparece en Alemania, con producciones como Berlin Alexanderplatz de Rainer W. Fassbinder (1980) y Fitzcarraldo de Werner Herzog (1982), sino que se extiende hasta oriente, desde donde nos llega Red, la cinta del japonés Akira Kurosawa y El último emperador, una producción chino-italiana hecha en 1987 bajo la dirección de Bertolucci.

También hay producciones inglesas, como Gandhi, de Richard Attenborough (1982) y La misión, de Roland Joffe (1986), si bien siguen presentes las cintas estadounidenses con Amadeus (1984), de Miles Foreman.

Los años noventa, aunque no han acabado todavía, ya han marcado récords. Al comienzo de la década, la cinta Danza con lobos, se convirtió en una de las más grandes producciones de la historia. Más tarde, en 1993, la fantástica cinta La lista de Schindler, pasó a la historia no sólo por su impecable realización sino por su costosa producción. El año pasado, la francesa La reina margot, con Isabelle Adjani, fue calificada como super producción, y este año, sin duda, una de las más costosas es la cinta protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Mentiras verdaderas, acompañada por Forrest Gump, la cinta estelarizada por Tom Hanks, que fue nominada a 13 premios Oscar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.