Secciones
Síguenos en:
CRECE DELINCUENCIA JUVENIL EN CALI

CRECE DELINCUENCIA JUVENIL EN CALI

El ingreso de menores al Centro de Capacitación y Reeducación Valle del Lili se duplicó este año. Mientras en 1994 un promedio diario de siete jóvenes entre los 12 y los 18 años eran recluidos en este centro, en el 95 la cifra llega a los 15 muchachos.

La situación es preocupante para las directivas de la institución, pues en su criterio la problemática del adolescente de Cali y los municipios del Valle del Cauca esta tomando dimensiones cada vez más alarmantes.

Oscar Osorio, director del Centro de Reeducación Valle del Lili, dijo que cada día los jóvenes se ven más comprometidos en situaciones de orden legal, que en últimas tienen su origen en la misma sociedad.

El hurto, la violación de la ley 30 (Estatuto de estupefacientes) y el homicidio, son entre otros los casos más frecuentes que obligan a que los jóvenes vayan a parar a las puertas de la institución.

Esta situación, según Osorio, se debe a la desintegración familiar. Aunque considera que van de la mano la pobreza que viven grandes sectores de la comunidad, las fallas en la educación y la falta de presencia del Estado en los núcleos más pequeños de la sociedad.

Para nosotros es lamentable recibir un promedio diario de 15 menores en el centro de recepción por la problemática social que se evidencia y además porque el hacinamiento es inevitable con tanta demanda , dijo Osorio. La capacidad del centro es para 275 menores, pero en enero ingresaron 313 jóvenes.

La entrada de los menores va de acuerdo con la infracción que cometan. Un 60 por ciento de los muchachos del Valle del Lili ingresa por hurto y las edades más comunes son entre los 15 y los 17 años.

Al llegar al centro de reeducación los jóvenes se integran al programa o centro de recepción durante siete días mientras los jueces de menores definen su situación y son incluidos en programas especiales (son entregados a sus familias, incluidos en talleres de resocialización o son recluidos en el centro para cumplir con condenas) .

La preocupación de las directivas del centro de reeducación radican en que esta es la única institución de rehabilitación que hay en el Valle del Cauca y un 85 por ciento de los muchachos que llegan son de Cali. Pero también se atienden los casos de jóvenes de Cartago, Sevilla, Tuluá, Roldanilllo, Buga y Buenaventura.

Frente a esta situación, los jueces de menores del norte del Valle han solicitado la construcción de centros de recepción y reeducación en los municipios cabeza de distrito. No obstante, hasta ahora no han recibido respuesta del Instituto de Bienestar Familiar y las autoridades gubernamentales.

De igual manera, las directivas del Valle de Lili solicitarán al alcalde Mauricio Guzmán se construya un centro de recepción para menores contraventores que se ubique cerca a las instalaciones en donde laboran los jueces de menores.

No queremos que los muchachos que son infractores por primera vez y que han cometido faltas menores, crean que están en un centro de reclusión mientras se resuelve su situación , dijo Osorio y manifestó que si se construye una sede al lado de los jueces sus casos se resolverán de manera más inmediata pues el procedimiento con los jóvenes reincidentes es diferente.

De la población que ingresa al centro de reeducación un 25 por ciento es reincidente, según estadísticas de las directivas y el tratamiento requiere de mayor atención.

Como hasta el momento ni los convenios con el Sena y ni los compromisos de la empresa privada para ubicar laboralmente a los jóvenes del Valle del Lili se han hecho efectivos, las directivas empezarán a trabajar con las universidades.

A partir del primero de marzo las universidades Católica, Santiago de Cali y del Valle iniciarán una investigación sobre las causas y efectos de la violencia en los menores infractores.

Modelo de Colombia Pese al incremento de menores infractores en Cali y la complicada situación que se vive en las comunas 13, 14, 15 y 20 por el enfrentamiento entre pandillas juveniles, la viceministra de la Juventud, Adelina Covo, dijo que Cali es líder a nivel nacional en programas con jóvenes de alto riesgo y que será tomada por la Presidencia de la República como modelo para el desarrollo de las políticas de la juventud colombiana .

La viceministra se entrevistó con el alcalde Mauricio Guzmán para informarle sobre el interés del Gobierno central en trabajar como proyectos pilotos los programas de resocialización de jóvenes en alto riesgo que se desarrollan en las comunas del Distrito de Aguablanca, las casas de la juventud y las centrales didácticas.

De igual manera, Covo dijo al primer mandatario de Cali que uno de los primero proyectos que desarrollará el Gobierno en esta ciudad será la implementación de la Tarjeta Joven .

Este documento servirá para que los muchachos tengan acceso a los diferentes bienes y servicios que presta el Estado y la empresa privada , dijo Covo.

Agregó que Cali por ser pionera en programas educativos, culturales y sanitarios, podrá ofrecer descuentos a los jóvenes con pocos recursos.

Cali tiene población de 284.016 jóvenes entre los 14 y los 18 años. Según la Viceministra, es necesario prestar atención a este sector pues un 45 por ciento vive en condiciones económicas, difíciles y un diez por ciento enfrenta la pobreza absoluta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.