Secciones
Síguenos en:
LIBERAN 40 MILLONES DE AVISPAS CONTRA LA BROCA

LIBERAN 40 MILLONES DE AVISPAS CONTRA LA BROCA

El verano se ha convertido en un nuevo enemigo de los caficultores colombianos, pues la falta de lluvias contribuye a la expansión de la broca en los cafetales.

Según el director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, Alberto Restrepo González, reveló que la presencia de la broca se ha intensificado con el verano, y por ello las campañas de prevención de la División Técnica se fortalecieron en las distintas veredas.

Los informes entregados por la División Técnica del organismo, no precisan el porcentaje del incremento de la broca, pero son claros en señalar que las altas temperaturas disminuyen el tiempo de gestación del insecto, rebajándolo de 30 a 25 días, como se ha detectado en estos momentos, lo cual contribuye a su multiplicación.

De las 72 mil hectáreas sembradas de café en Risaralda, 57 mil están infectadas de broca.

Otra amenaza originada por el verano consiste en que los productores no pueden abonar los cafetales con miras a próximas cosechas, lo cual origina una merma en la producción. El abono requiere de lluvias para que se derrita y llegue hasta la raíz del árbol.

Liberan avispas La Federación Nacional de Cafeteros liberará en los próximos 4 meses 4O millones de avispas en las zonas cafeteras del país, el desarrollo del plan de control biológico de la broca, insecto que afecta a 5OO mil hactáreas de Café en Colombia.

El programa de reproducción y liberación es manejado directamente por el Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé), en sus laboratorios de Chinchiná, donde los científicos están dando los últimos toques a esta ofensiva que busca reducir considerablemente la población de broca en el país.

Las liberaciones masivas han sido programadas como un complemento al manejo integrado de la broca después del denominado re-re (recoja y repele) para controlar los remanentes en el suelo y los frutos verdes que permanecen en los árboles.

Con la ayuda de sus antenas, la avispa palpa el fruto y se introduce en el interior del túnel formado por la broca, donde paraliza al insecto con su ovipositor para después alimentarse de él. El único alimento de la avispita es la broca, y cuando esta desaparece, también muere ella. Se alimenta asimismo de los huevos y las larvas pequeñas.

El director científico de Cenicafé, Gabriel Cadena Gómez, dijo que las liberaciones se harán a través de los Comités de Cafeteros del país, los cuales entregarán a los caficultores unos granos de café en bolsas plásticas dentro de los cuales están los controladores biológicos.

En la zona cafetera se está combatiendo igualmente esta plaga con el hongo Beauveria bassiana, un moho blanco que crece sobre el adulto, especialmente en aquellos frutos en los cuales inició su perforación.

Más broca en el Quindío Según el presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, Alberto Montoya Fayad, la situación para los cafeteros de la región es angustiosa y grave por el incremento aterrador de la broca en los 8.500 predios cafeteros del departamento.

Montoya dijo que el 99 por ciento del café que compró Almacafé en el Quindío durante el último trimestre de 1994 tenía broca, lo que refleja un incremento del 1.370 por ciento de café brocado con relación al mismo período del año inmediatamente anterior.

El dirigente gremial señaló que los niveles de infestación en los cultivos de la región alcanzan cifras del 20 y 30 por ciento y lo más grave es que los cafeteros no cuentan con recursos para atender este flagelo.

El presidente del Comité de Cafeteros del Quindío sostuvo que la entidad invirtió en 1994 recursos superiores a los 500 millones de pesos para el programa de broca, pero el asunto radica en que falta una verdadera política cafetera por parte del Gobierno.

De nada sirve que el comité invierta en programas contra la broca, dijo Montoya, si el caficultor no tiene plata para comer y pagar sus deudas y menos para invertir en la fertilización y el cuidado de su cultivo .

Montoya indicó que el nivel de vida de los caficultores pasó el límite de la miseria, pues si en 1976 necesitaba 2.23 arrobas de café para pagar un salario mínimo, ahora le cuesta tres veces más pagar ese salario, es decir lo equivalente a 6.15 arrobas de café.

Según los estimativos del mismo funcionario, la cosecha cafetera del Quindío de este año prevista en un millón 200 mil sacos de café, tendrá una reducción del 20 por ciento por los efectos de la broca y el verano.

De acuerdo al ingeniero Juan Pablo López, coordinador departamental de broca del Comité de Cafeteros del Quindío, los municipios más afectados por la broca en la región corresponden a las partes bajas de Quimbaya, Montenegro, Armenia, Calarcá, Córdoba y Buenavista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.