Secciones
Síguenos en:
CONFIRMADO ASESINATO DE PIZARRO

CONFIRMADO ASESINATO DE PIZARRO

El fiscal General de la Nación, Alfonso Valdivieso Sarmiento, confirmó ayer que el hombre asesinado en el barrio Alta Blanca, de Bogotá, y que estaba esposado de una mano, fuése efectivamente Hernando Pizarro Leongómez, sindicado de la masacre de Tacueyó y hermano de Carlos, el también asesinado líder del M-19.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de febrero 1995 , 12:00 a. m.

Pizarro Leongómez es señalado además, por las autoridades, como el segundo hombre al mando del desaparecido Frente Urbano Ricardo Franco de las FARC.

Según las primeras versiones suministradas por los vecinos del lugar, el crimen ocurrió a las 7:15 de la noche del pasado domingo, cuando supuestamente varias personas llegaron al lugar de los hechos en una camioneta, identificada como una Toyota, de placas J9AJ-904 de color blanco, La llegada del vehículo acabó con la tranquilidad de los habitantes del barrio Alta Blanca, al norte de Bogotá, quienes señalaron que poco después de la 7, el motor del carro se apagó y de pronto se oyó la voz de un hombre gritar en medio de la soledad del parque del barrio: soy Hernando Pizarro Leongómez, hermano de Carlos Pizarro y Eduardo Pizarro! Llamen a los periodistas para que vean cómo matan al pueblo! Llamen a la Policía, que me van a matar! . Mientras tanto, y según la misma versión de los vecinos del sector donde ocurrieron los hechos, otra voz le respondía: no se preocupe, somos de la Fiscalía, este es un operativo de la Fiscalía .

Sin embargo, el fiscal general de la nación, Alfonso Valdivieso Sarmiento, desmintió dicha posibilidad, así como otras versiones de prensa que atribuyeron inicialmente el operativo a este organismo. No es cierto, la Fiscalía no participó en ningún operativo, solo nos enteramos del asesinato y procedimos al levantamiento del cadáver , dijo ayer Valdivieso.

No obstante, el Fiscal aceptó que hay varios elementos desconocidos y que el hecho de que Pizarro Leongómez haya aparecido esposado de la mano derecha, hace más oscuro y confuso el crimen .

El hecho ocurrió exactamente 18 días después de haber sido capturado José Fedor Rey Alvarez, Javier Delgado , quien no ha negado en ningún momento la autoría de la masacre en la que murieron 164 guerrilleros, según Delgado , infiltrados del Ejército.

Intento de secuestro? De acuerdo con el relato de los testigos, quienes permanecieron asustados y escondidos tras las puertas cerradas de sus casas, minutos después de los gritos oyeron cinco disparos. El motor de la camioneta se encendió con rumbo desconocido, y entonces salieron y encontraron tendido en el pavimento el cadáver de un hombre vestido de bluyin, camiseta gris y zapatos cafés, esposado de la mano derecha y cubierto por una sábana de flores, con la que un vecino decidió salir a cubrir el cuerpo del hasta entonces desconocido.

El cuerpo yacía en la calle 157 al frente de la casa con placa 20A-31, jurisdicción de la zona de Usaquén, al norte de Bogotá.

Mientras tanto, una voz anónima daba aviso del crimen a la Policía, que hizo su arribo a en poco tiempo, cuando ya los curiosos estaban asomados por las ventanas e invadían la grama del parque rodeado de casas de dos pisos.

Dos horas después llegó la prensa y el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, para realizar el levantamiento del cadáver. Entre las evidencias halladas por el organismo investigador, se encontraron varias vainillas de pistola 9 milímetros, vidrios y montura de gafas destruidas, 28 mil pesos en efectivo, un reloj y una peinilla para el cabello.

Uno de los testigos, que dijo haber presenciado lo sucedido, indicó que Pizarro Leongómez intentó escapárseles a los presuntos secuestradores y de inmediato fue ultimado a balazos.

Esa misma noche, la Fiscalía realizó un allanamiento a una vivienda cercana al asesinato, donde encontró algunos elementos de publicidad no subversiva y una cantidad inusual de víveres.

La Fiscalía investiga El 21 de mayo del año pasado, la Fiscalía Regional de Cali había dictado orden de captura contra Hernando Pizarro Leongómez por su coparticipación junto a José Fedor Rey Alvarez, Javier Delgado , en la muerte de 164 miembros del desaparecido grupo guerrillero Ricardo Franco.

Hernando Pizarro, de 36 años, era considerado el segundo comandante del grupo Ricardo Franco, disidente de las FARC, que operaba en las montañas del norte del Cauca.

Pizarro fue el hombre que junto a Rey Alvarez, convirtieron, a Tacueyó, una pequeña población del Cauca, instalada en la Cordillera Central, en el escenario macabro de la más grande purga que ha habido en las FARC en toda la historia. La matanza, que Delgado llamó ajusticiamientos y limpiezas internas , y llevó a la desaparición del frente guerrillero.

Todos los organismos de seguridad del Estado aclararon no haber participado en el hecho. Las autoridades presumen que se puede tratar de una acción perpetrada por la guerrilla o la delincuencia común. Por lo pronto, la Fiscalía creó una comisión especial para tratar de esclarecer tan confuso crimen.

Prontuario delictivo Los antecedentes delictivos de Hernando Pizarro Leongómez comenzaron en 1978, cuando realizó gestiones para adquirir armas para las FARC.

En 1980 integró el denominado comando del M-19 Carlos Arturo Sandoval Valero , que efectuó varios asaltos a almacenes e incursiones a concentraciones escolares.

En agosto de 1984 dirigió un grupo que asalto a Yumbo (Valle), liberó a los rerclusos de la cárcel y saqueó el comercio.

En enero de 1985, se conoció que se desdempeñaba como segundo cabecilla del grupo Ricardo Franco . Además, dirigió el asalto a la localidad de Santander de Quilichao (Cauca), donde murieron dos policías.

En abril del mismo año, dirigió un grupo de antisociales, que en la localidad de Paéz (Cauca), asesinó otros dos policías y robó armamento. Un día después, dirigió el asalto a Toribio (Cauca), donde murieron cuatro agentes.

A mediados de 1985, fue sindicado de participar activamente en el asesinato de 164 personas. Hecho más conocido como el genicidio de Tacueyó .

En octubre dirigió el asalto a Miranda (Cauca), donde fueron destruidos el puesto de policía y la Caja Agraria.

En 1986 pasó a la clandestinidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.