Secciones
Síguenos en:
AVALANCHA DEJÓ 260 DAMNIFICADOS EN MEDELLÍN

AVALANCHA DEJÓ 260 DAMNIFICADOS EN MEDELLÍN

La creciente de la quebrada La Honda destruyó 52 viviendas en el barrio Manrique Oriental. Jaime García / EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Cerca de 410 personas resultaron damnificadas como consecuencia de crecientes de ríos y quebradas, ocasionadas por los fuertes aguaceros en el barrio Manrique de Medellín y en el municipio de Timaná, en Huila.

El invierno también dejó en Ginebra (Valle) a 11 familias damnificadas y 10.000 personas del municipio de El Aguila están incomunicadas debido a los derrumbes en la vía a Anserma. Por otro lado, en Timbío (Cauca) han sido reubicadas 60 familias por temor a nuevos deslizamientos.

Yo me hice a la idea de que Manrique se iba a desaparecer , contaba ayer una habitante de este barrio, al oriente de Medellín, al relatar los momentos de angustia que vivieron durante la avalancha de la quebrada La Honda, que dejó 52 familias sin techo, unas 260 personas.

Los patios traseros fueron la salvación para sus habitantes el domingo, cuando una creciente de la quebrada ocasionada por un torrencial aguacero los sacó de sus viviendas, dejó 17 heridos y destruyó totalmente unos 20 vehículos.

Vi que la quebrada empezaba a crecer, me subí a la terraza y cuando llegué arriba ya no se veía nada , relata uno de los damnificados.

En algunas casas la avalancha arremetió por el frente y por los solares, lo que obligó a derribar las puertas que daban a la calle para que sus habitantes pudieran salir y buscaran un lugar para protegerse.

Muchos vecinos acompañaban un entierro en otro sector a la hora en que las piedras, el agua y el lodo bajaron desde la parte más alta el barrio y creen que gracias a ello muchos niños se salvaron de morir.

Las piedras que terminaron amontonadas frente a las viviendas o en la vía eran tan grandes que ayer las máquinas tenían dificultades para removerlas. Ante la magnitud de la avalancha los habitantes del sector se sorprendían de que no hubiera habido víctimas.

Veinte vehículos, entre ellos un bus, quedaron arrinconados tres o cuatro cuadras más abajo de donde estaban parqueados antes de la avalancha.

A las casas de abajo las salvó el bus que al estrellarse se atravesó y detuvo el avance de las piedras , contó otro habitante. La avalancha alcanzó hasta los segundos pisos.

Muchos habitantes pasaron la noche del domingo sacando de las habitaciones las camas, la ropa y todas sus pertenencias que en cuestión de minutos pasaron a ser basura.

Algunos llevan 40 años viviendo en Manrique y nunca les había tocado algo parecido aunque están acostumbrados a inundaciones mínimas. Un vocero del Sistema Municipal para la Prevención y Atención de Desastres dijo que la tragedia se produjo por un taponamiento en la quebrada.

En todo caso, los vecinos del barrio consideran que el aguacero no fue tan fuerte para los daños que causó, los cuales no habían sido todavía cuantificados por las autoridades, aunque algunas versiones preliminares estiman las pérdidas en unos 250 millones.

Incomunicado El Aguila El desbordamiento del río Timaná y de la quebrada de El Tobo produjo ayer en la madrugada una avalancha que dejó a más de 150 personas damnificadas en Timaná (Huila).

Según el reporte del Comité Regional de Emergencias (CRE), no hubo víctimas ni heridos, pero la situación generó la destrucción parcial de 40 viviendas y la avería en un puente de la carretera nacional que conduce al municipio de Elías.

Por otro lado, 11 familias resultaron damnificadas en área rural de Ginebra, en el centro del Valle del Cauca, por el desbordamiento de la quebrada Guabas que se registró el pasado domingo debido al aumento de las lluvias.

El nivel de las aguas alcanzó más de un metro de altura y afectó los cultivos de caña de azúcar de dos ingenios ubicados en la zona. Según el Comité Regional de Emergencias, la situación más crítica se presentó cuando varias quebradas inundaron el corregimiento de Zabaletas. Sin embargo, no se registraron víctimas fatales.

Entre tanto, unas 10.000 personas del municipio de El Aguila, en el norte del departamento, permanecen incomunicadas luego de que una docena de derrumbes taponaron la vía que conduce a Ansermanuevo.

Y en el Cauca, 32 familias del municipio de Timbío fueron trasladadas a un campamento de la secretaría de Obras Públicas, a una escuela y varios albergues provisionales ante los riesgos de deslizamientos de tierra debido al incremento de las lluvias.

Las familias aceptaron esta reubicación propuesta por el alcalde del municipio, Gerardo Alegría, quien advirtió que los sectores habitados por estas personas están atravesados por la falla geológica del Romeral.

La semana pasada también fueron reubicadas otras 28 familias, integradas por más de 200 campesinos. Las viviendas presentan grietas de gran tamaño por causa de la inestabilidad del terreno, informaron los organismos de socorro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.