Secciones
Síguenos en:
ASOMBRO UNIVERSITARIO

ASOMBRO UNIVERSITARIO

Estamos en la última semana de febrero de 1995. Los docentes de la Universidad de los Llanos han informado a la comunidad el acatamiento a la orden de paro nacional de 72 horas, determinada por la Federación Nacional de Profesores Universitarios, naturalmente, todos nos preguntamos por qué. Pues por la negativa del Gobierno Nacional a cumplir con lo establecido en la Ley cuarta de 1992, artículo 20, sobre régimen salarial de la universidad estatal.

Hasta aquí, en breve resumen ortodoxo, la esencia mecánica de la cuestión, la esencia condicionada de la cuestión. Pero lo que está en el fondo es una surgencia de la vida a reclamarle a la vida el hecho de ser vida. No pueden unos profesores universitarios dejar de asombrarse por el fenómeno de la realidad independientemente del condicionamiento a través de la elementalidad del salario. En la división global del trabajo, la sociedad le ha encomendado a los profesores universitarios el desarrollo de la capacidad de asombro, nacida del asombro con que nace un niño, que después es adulto sin asombro. A partir de la dotación natural del asombro, el profesor universitario está delegado para eso: Para penetrar personalmente y para irradiar socialmente la capacidad de asombro como máxima estrategia de pedagogía.

+Cómo puede ser eficiente el que no se asombra ni se motiva por lo que hace?. +Cómo puede ser eficiente quien abandona el análisis crítico que hacen sus otros compañeros profesores, sin presentar alternativas de análisis?.

Para desarrollar, como estrategia pedagógica, la capacidad de asombro, no puede el movimiento profesoral sentar sus reales ni continuar fundado en el fundo feudal del silencio rentable, ni en el fundo feudal de la ausencia de la especulación filosófica.

Pero ni ésto es ausencia. Cuando digo que voy a escribir en ingles, ésto mismo ya es idioma español. Cuando digo que ya no es momento para especulaciones filosóficas, esto ya es filosofía de la otra, de esa que me condiciona ordenándome callar. En cambio, el asombro como estrategia de pedagogía interior se convierte en pedagogía interior, conduciendo a la riqueza de la dignidad y de la solidaridad en el proyecto compartido de la vida: El escenario final es la biosfera magistralmente conducido por el paradigma de la gnoosfera global. La gnoosfera es la integración de todos los cerebros, asiento biológico de la inteligencia, desde donde se proyecta la soberanía de un nuevo poder, que a nadie amenaza y a todos promete liberar.

Pero el asombro y la legitimidad son tanto mayores, cuanto que no sólo se trata de una biosfera y gnoosfera experimental y a posteriori, sino que esta biosfera y gnoosfera experimental a posteriori no son otra cosa que la materialización de una biosfera y gnoosfera categóricas asentadas en el a priori de su perennidad. El peor daño -y no servicio- sería que este destino liberador de el colectivo inteligencia, quedará secuestrado en el no dar papaya o en el tributo condicionado a un poder con amargura de feudo.

Baste terminar con una frase del profesor Pablo Cruz, quien nos decía: Nos pagan demasiado por lo que hacemos y nos pagan demasiado poco por lo que estamos llamados a hacer .

El movimiento profesoral ha sido asumido por muchos compañeros, como una oportunidad para la reflexión sobre la universidad, y su responsabilidad social. Continuaremos prestos a escuchar todos los puntos de vista que permitan gozar de dignidad al co-participar en la construcción de una Universidad auténtica.

*Profesor de la universidad de los Llanos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.