Secciones
Síguenos en:
SODA Y SANTANA:

SODA Y SANTANA:

Señor Defensor:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Profundamente sorprendido me dirijo a usted para comentar el artículo titulado Soda y Santana se sodaron , referente al concierto realizado en esta ciudad el viernes 15 de marzo y publicado por EL TIEMPO el domingo 17 en la página 19A con la firma del redactor Víctor Manuel García M.

El sociólogo Marshall McLuhan ha hecho algunos interesantes análisis de este tipo de fenómenos de masas (conciertos de música rock y otras denominaciones), y llega a considerarlos como actividades de carácter primitivo y tribal en las cuales la esencia del individuo se pierde en la del grupo que rinde culto a su ídolo, siendo este un tipo de comportamiento atávico e instintivo que aflora aún en nuestro mundo contemporáneo y postmoderno.

Conjuntamente con esta consideración, una ciudad como la nuestra, con gran cantidad de sub-mundos y categorías socioculturales, la conjunción de estos en una actividad masiva como un concierto puede dar lugar a comportamientos que deberían ser tratados con mayores objetividad y conocimiento de causa que los demostrados por el autor del artículo.

El estilo general me recuerda mucho a la anecdótica y sórdida redacción que maneja un diario amarillo que usted debe conocer y que se caracteriza por el empleo de términos y formas que creo ver en este artículo. Términos merecedores de un estudio sociológico profundo utilizados con una inadecuada concepción, como super play , viejo man , qué nota , vaina tesa , bacán , gomelo , etc.

Me limito a creer que si uno asume una función de gran responsabilidad como la de escribir en uno de los medios de comunicación más importantes del país, a través del cual se generan tendencias culturales e intelectuales, debe ser consecuente con ello y asumir el hecho, afrontarlo y superarlo; sé que esto muchas veces no es fácil pero entiendo que puede lograrse con muchas horas de estudio, muchas más de práctica y, sobre todo, con mucho amor por el trabajo que se hace.

CESAR ALONSO SIERRA Bogotá R: Críticas semejantes a las suyas fueron expresadas por otro lector y publicadas por el periódico. El Defensor las comparte y así lo ha dicho al autor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.