Secciones
Síguenos en:
POR ESCRITO:

POR ESCRITO:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Hace aproximadamente dos años decidí afiliarme y afiliar a mi esposa al Seguro. Como ya tenía número patronal asignado diligenciamos los formularios y los llevamos a la U.P.Z. norte. En esa entonces la persona encargada de recibirlos nos comunicó que por ser esposos y figurar como únicos empleados era posible que el sistema rechazara esa afiliación, que si pasados dos meses no nos llegaba la cuenta de cobro, nos acercáramos a la calle 19 con Caracas para saber si estábamos o no afiliados.

Fuimos a los dos meses y nos dijeron que no estábamos afiliados, que en nuestro caso debíamos afiliarnos como trabajadores independientes; pasado algún tiempo hicimos los trámites correspondientes y nos afiliamos como trabajadores independientes y entonces si nos llegaron las cuentas de cobro, las cuales cancelábamos oportunamente, ya que se nos advertía que si dejábamos de cancelar un solo mes seríamos desafiliados.

En agosto del año pasado no llegaron los recibos y nos acercamos a tratar de conseguir los duplicados y no fue posible, parece ser que el Seguro tenía problemas de facturación, ya que era mucha la gente en esa misma situación. Pensamos que al no pagar ese mes, nos habían desafiliado automáticamente y por eso decidimos ingresar a un fondo privado de pensiones.

El problema es que en diciembre nos llegó una carta de Aconal (asesorías y cobranzas nacionales) en la que me comunicaban que recibieron para cobro y ejecución la cuenta del Seguro con el número patronal de la primera afiliación que hicimos con mi esposa. Me acerqué a la oficina, con tan mala suerte que ese día la doctora Esperanza Córdoba, encargada del caso no me pudo atender; le expuse mi caso a la secretaria y le dejé copia de los recibos que habíamos pagado y ella dijo que me llamarían. Hasta ahora no hemos tenido nueva comunicación.

Sin embargo, la cuenta ahora sí aparece en pantalla y llega a una cifra que realmente asusta.

La otra parte del problema es que como decidimos ingresar a un fondo privado, pasamos los formularios de retiro a la U.P.Z. y resulta que ha sido imposible cancelarlas. Qué podemos hacer? Hildebrando Díaz.

En primer lugar es importante que verifique nuevamente si la novedad en cuanto a desafiliación reportada por usted al Seguro Social ha sido tenida en cuenta; si esto no ha sucedido debe presentar por escrito la correspondiente reclamación a fin de evitar que la deuda continúe incrementándose.

Ahora bien, respecto a las dos cuentas que según usted informa pretende cobrar el Seguro Social, es aconsejable que se dirija nuevamente al Departamento Jurídico aportando copia de toda la documentación que reposa en su poder, con el fin de aclarar esta situación oportunamente y evitar mayores perjuicios ante su eventual ejecución por parte del ISS.

Atendió su consulta la abogada Rosmery Enith Rondón Soto, de la Fundación Servicio Jurídico Popular.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.