LO QUE ESCRIBIRÁN MAÑANA

LO QUE ESCRIBIRÁN MAÑANA

En El Arca, como en los vericuetos que solo conocen los honorables padres de la patria, hay cabida para toda clase de micos y otras especies. Pero en cambio aquí también la hay para quienes producen trinos y melodías.

01 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Los privilegiados de la garganta. No los que aún pueden hablar bien entre esta epidemia general por polución, que nos afecta a todos, y que nos mantiene como a los elefantes en verano. O sea, con tos permanente y el moco al piso.

Hablo del ruiseñor Plácido Domingo y la ruiseñora Martha Senn. O doña Martha. Porque no pretendo ser como Poncho Rentería que descresta diciendo que es amigo de todos los famosos. Lo único que me da pena es que con esta notica me les adelanto en el tema dominical a muchos. O sea que, modestia aparte, no será un plácido domingo, sino un sábado plácido. Porque ya imagino a D Artagnan, quien iba para el concierto oliendo a una loción que era exclusiva del director de EL TIEMPO. Será para impregnarse del pensamiento editorial? Hablará D Artagnan, especialmente, del escape momentáneo del presidente Samper. Dirá, entre otras cosas, que el mandatario a pesar de todo , como reza una canción, mantiene su popularidad, que fue saludado con respeto, etc. En fin, curiosamente, hablará sobre el presidente.

Ya leeremos a don Rafael Santos, serio, explicando cómo esta clase de espectáculos le proyectan al país la imagen verdadera de nuestro pueblo. Obligatoriamente tratará sobre el orgullo de ser colombianos. El, que es ordenadito, dirá sobre el comportamiento ejemplar de los cachacos, caray. O sea, digo yo, mostrará el aspecto culto. Ojo señor alcalde, no le vaya a quitar la te a la palabra culto.

Ya imagino a don Enrique Santos Calderón haciendo un análisis profundo, sociológico, del fenómeno de un pueblo que un día escucha ráfagas de metralla y al otro los aires de la ópera, la zarzuela y la música colombiana. Y a lo mejor haga alusión al vallenato, porque así es.

Ah, y de Osuna. Pues, con toda su ironía, pintará al Presidente en ruana, agarrado de las manos del embajador de los Estados Unidos, que es muy parecido al director musical de Plácido Domingo. En vez de Martha Senn, dibujará a la primera Dama. Y titulará su caricatura La romanza .

Don Plácido y doña Martha, muchas gracias. Dicen que el concierto fue grande. Emocionante. A pesar de que cuando nos cantó la tabla deliró el público. Granada, tierra ensangrentada , exclamó con el pecho henchido. Y yaaaahhh: no me diga más, enardeció al graderío. Bueno, se me acabó no el aria, sino el área.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.