UNA REINA MODERNA

A la tecnología de los microchips no escapan ni los canes de la Reina Isabel II de Inglaterra.

01 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Pese a ser una gran defensora de las tradiciones, la Reina autorizó, a manera de prueba, que dos cocker spaniels de su residencia de Sandringham lleven un microship del tamaño de un grano de arroz para su identificación. La iniciativa es de la Royal Kennel Club (asociación canina), y la idea es implantarlos en todos los perros y gatos domesticos del Reino Unido.

Los microchips , que no causan ningun malestar al can, continen un codigo de diez números, que pueden ser leidos con detectores especiales de la policía y de las sociedades caninas que revelan la identidad de su dueño, enfermedades padecidas o vacunaciones registradas en los ordenadores del Royal Kennel Club.

De esta forma, en caso de pérdida, sería facil la identificación y localización del propietario de uno de los animales.

Hasta el momento han sido insertados estos pequeños artilugios en 160.000 perros y 18.000 gatos en el Reino Unido.

Pese a todo, la Reina decidió no incluir por ahora en el experimento los consentidos corgis que comparten con ella el palacio de Buckingham.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.