Secciones
Síguenos en:
LA VIOLENCIA ESTÁ CERRANDO AULAS

LA VIOLENCIA ESTÁ CERRANDO AULAS

El resquebrajamiento del orden público en la región de los Montes de María, San Jorge y La Mojana; las amenazas de muerte contra docentes y, en otros casos, la demora en la cancelación de los sueldos, han llevado a los 760 profesores departamentales de Sucre a suspender clases desde el próximo 23 de abril.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Los conflictos armados que se libran en los Montes de María precipitaron el anticipo de vacaciones para 1.263 estudiantes de las 11 escuelas, el colegio de Bachillerato de Chalán y del colegio agropecuario de Don Gabriel, en Ovejas.

Asimismo, por falta de seis profesores, los estudiantes del colegio de Bachillerato de Caimito decidieron irse a un paro indefinido hasta que les resuelvan el problema.

El alcalde de Caimito, Eduardo Pastrana Vásquez, dijo que la crítica situación económica del municipio no le permite contratar los seis profesores, y por el momento contrató al párroco municipal, José María Pacheco, y trasladó en comisión al secretario de Educación para que asuma dos de las cátedras vacantes.

Pastrana Vásquez dijo que ha estado insistiendo ante el Gobierno Departamental para que proceda a nombrar los seis docentes, con resultados negativos hasta el momento.

En Santiago de Tolú, los padres de familias, profesores y estudiantes cerraron una escuela por pésimas condiciones de higiene. También se encuentran en cese de actividades los profesores municipales de San Pedro porque la administración les debe ocho meses de salarios.

El magisterio sucreño acató la orden de paro de 48 horas programado por la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) para los días 23 y 24 de abril, y anunció que luego de ello continuará en cese indefinido.

De otra parte, y ante la amenaza de un nuevo paro armado de la guerrilla, la carga pesada por carretera desde el puerto local al interior del país disminuyó en un 30 por ciento luego de que muchos de los transportadores resolvieran suspender actividades.

Los conductores se concentraron en las instalaciones de la antigua estación del ferrocarril y plantearon la posibilidad de no transportar cargas durante dos días debido a la información que tienen acerca del mencionado paro.

Según se conoció, las empresas de transporte le han advertido a sus afiliados que es responsabilidad de cada uno de ellos si quieren o no transitar por las carreteras.

Jorge Manjarrés, administrador de Transporte Las Mulas, dijo que para hoy se espera que el número de carros paralizados se incremente ante el temor de los transportadores de ser blanco de atentados guerrilleros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.