LISTOS 39 MILLONES DE DÓLARES PARA ATAJAR LA DEFORESTACIÓN EN COLOMBIA

LISTOS 39 MILLONES DE DÓLARES PARA ATAJAR LA DEFORESTACIÓN EN COLOMBIA

Colombia desarrollará una política forestal nacional y una estrategia para la administración de los recursos naturales en la región del Chocó, con el apoyo de un préstamo de 39 millones de dólares del Banco Mundial. La propia institución financiera multilateral informó hoy de la aprobación de esta financiación, la primera que el Banco Mundial concede a Colombia únicamente para un proyecto medioambiental.

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Este plan, según el Banco, constituirá la primera fase de un progama a largo plazo y se espera que cree la base política, técnica e institucional para una futura administración de los recursos forestales y la concesión de títulos de propiedad de tierras en la región del Chocó, en la costa del Pacífico.

Este plan pretende atajar la deforestación, una grave amenaza para el medio ambiente colombiano y que afecta a medio millón de hectáreas al año, es decir, el uno por ciento de la superficie forestal que tenía Colombia en 1984 (54,4 millones de hectáreas).

Según el Banco Mundial, la deforestación está minando las perspectivas de Colombia de lograr un desarrollo sustentable, ya que se registra en zonas ecológicamente poco aptas para la agricultura y otros usos no forestales.

La región del Chocó, que produce el 62,5 por ciento de la madera de Colombia, cuenta con 10 por ciento de la superficie forestal colombiana y es uno de los puntos más importantes del mundo en lo referente a la diversidad biológica, que este plan pretende preservar a largo plazo.

El plan incluye el establecimiento de zonas ecológicas, la creación de sistemas de vigilancia medioambiental, la concesión de títulos de propiedad y la demarcación de reservas indígenas y de las comunidades de origen africano de la región.

El costo total del proyecto se calcula en 65,3 millones de dólares, de los cuales el gobierno de Colombia aportará 8,7 millones. Las agencias que participarán y las propias comunidades afectadas contribuirán con 17,6 millones.

El préstamo de 39 millones de dólares del Banco Mundial es a 20 años, incluidos cinco de gracia, y lleva un interés variable que actualmente está en 7,43 por ciento.

Un girón de bosque Pero los esfuerzos tendientes a conservar el bosque no solo vienen de afuera. Unas 200 hectáreas de bosque nativo de Girón (Santander) tendrán la oportunidad de sobrevivir a las talas indiscriminadas que afectan la zona, gracias a la dedicación de los habitantes de siete veredas que se encargarán de su preservación. Así mismo, servirán a sus hijos como texto y material de estudio en una nueva modalidad docente.

La situación del municipio, donde más del 80 por ciento de los bosques vírgenes ha desaparecido para dar paso a los cultivos de piña y tabaco, motivó a las 200 familias de la región a plantear, a través de las juntas de acción comunal, la creación de un colegio agroecológico que sirva para la formación de los futuros vigilantes de la flora.

Carlos Quintana, presidente de la junta de acción comunal de la vereda El Recreo, dijo que la idea surgió de un consenso, pues todos notaron que el vecino municipio de Lebrija se está quedando sin agua y decidieron cuidar el único nacimiento que hay en la zona: la cuchilla Las Cruces.

Allí nacen las quebradas La Tigra, La Guapuchera y La Charca, de las cuales se surten de agua las 150 familias de la región mediante el uso de mangueras. Además, nacen tres pequeñas quebradas que se dirigen hacia el occidente.

Jorge Martínez, que cedió 80 hectáreas, dijo que su actitud la asume como una muestra de desprendimiento en favor de la protección ecológica, pues la comunidad debe entender que es la responsable de cuidar el ambiente en que viven.

En el mismo sentido se pronunció Hilda Flórez Pérez, de la Central Ecológica de Santander, que manifestó su agrado porque la comunidad está preocupada por la conservación, pues la experiencia de los parques naturales ha demostrado que cuando los beneficiados directos no participan, los resultados no son los mejores .

Estas familias aprendieron que la mejor manera de conseguir óptimos resultados es la educación. Por tal razón, se escogió la creación de la modalidad de bachillerato agroecológico, donde los mismos hijos de las personas que están talando el bosque se capacitarán y aprenderán a cuidarlo.

El colegio nace de la necesidad de la comunidad de recibir educación y el deseo de crear conciencia ecológica sobre el tema. Además, se pretende vincular a toda la comunidad.

Pedro Elí Díaz, presidente de la junta de acción comunal de la vereda Serrezuela, afirma que la comunidad asumen el compromiso de mantener los árboles mientras los muchachos se capacitan en el manejo de este recurso humano y económico. Después se los entregaremos a ellos , agrega.

Actualmente, se gestiona ante el despacho del alcalde de Girón, Luis Alberto Quintero, la entrega oficial del lote a la comunidad, iniciativa en la cual el funcionario ha expresado mucho interés.

La Alcaldía aportó 27 millones de pesos para la obra, de los cuales el Concejo destinó 20 millones para el lote y la infraestructura técnica básica.

El colegio entrará a funcionar en enero próximo con el esquema de escuela nueva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.