MORALITIS TARDIA

MORALITIS TARDIA

De Leticia al Amazonas, del archipiélago a los llanos orientales, la política estuvo dominada por un tema: la lucha contra la corrupción. O mejor: el rescate de la ética. Congresistas expulsados del samperismo por reunirse con una persona acusada de vínculos con el narcotráfico; la ruleta de los auxilios buenos y malos ; parlamentarios a los que se quitó la investidura; investigaciones en las comisiones de ética y decenas de foros y proyectos, son apenas una muestra de la avalancha de acontecimientos que dominaron 1993, relacionados con el rescate de la ética como principio de comportamiento político.

30 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Y no es para menos. La gente se cansó de programas, promesas, vallas, tarjetones, elecciones, listas, adhesiones, retiros...En la práctica ve los resultados del ejercicio de la política y encuentra a menudo robos, escándalos, hidroeléctricas quebradas, burocracia, indemnizaciones millonarias. Y cuando se asoma la campaña electoral, simplemente le vuelven a pedir su voto para que gire de nuevo la ruleta de las promesas.

Por eso ahora, después de la avalancha ética que tuvo la actividad política en el año que termina, un dirigente político tiene más importancia por lo que fue y por lo que hizo que por lo que piensa ser o hacer.

Cómo acabar con la corrupción fue tema debatido de tal manera que casi al unísono la fórmula fue solo una: Hay que freir peces gordos . Pescar porteros o agentes en pequeños fraudes puede intimidar a algunos sectores, pero los grandes robos se dan por lo alto. Por eso es preciso dar duro y en la cabeza.

En el campo político este año fue especialmente abundante en temas relacionados con la ética.

El Senado estudió y sancionó a decenas de parlamentarios, entre ellos Samuel Alberto Escrucería, Félix Salcedo Baldión, José Ramón Navarro Mojica y Carlos Espinosa Facio Lince, y tuvo bajo su estudio otros como los de Rafael Forero Fetecua y José Blackburn, a quien finalmente absolvieron.

Este esfuerzo tuvo como telón de fondo la tenaz resistencia de muchos parlamentarios que no querían ser investigados por sus homólogos. A su juicio, una sanción debe provenir de otras instancias pero no de quienes fueron elegidos popularmente.

Y en el terreno de las campañas, la discusión por los temas éticos fue todavía más ardua.

Samper fue el primero que propuso y puso en marcha el sistema de un fiscal ético para estudiar adhesiones políticas.

Fue así como terminó expulsando a Jorge Eduardo Gechem y Rodrigo Turbay, dos fieles militantes de su movimiento.

La ética, pues, estuvo a la orden del día en este controvertido 1993.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.