VIVES SÍ LLENÓ EL ESTADIO PEDRO DE HEREDIA

VIVES SÍ LLENÓ EL ESTADIO PEDRO DE HEREDIA

A las 10:30 de la noche del miércoles, cuando Jerry Rivera botaba toda su corriente con lo mejor de su último trabajo musical, llegó al estadio Pedro de Heredia el presidente César Gaviria, con su esposa Ana Milena, sus hijos Simón y María Paz, y un verdadero kínder de primos y amigos de los pequeños. Acompañaron al presidente Gaviria el secretario general de la Presidencia, Miguel Silva, y otros amigos. Todos lucían camisetas de Clásicos de la Provincia y se sentaron frente a la tarima, junto al alcalde Gabriel García Romero y su esposa Nayade Cohen, organizadora del espectáculo en beneficio de los niños pobres.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Jamás, durante sus 33 años de vida, el Pedro de Heredia había registrado lleno total. Pero esta vez fue posible para disfrutar del espectáculo de Carlos Vives y del puertorriqueño Jerry Rivera. Asistieron cuarenta mil personas y tanto en las gradas de sombra como en la gramilla no cabía nadie más.

A la medianoche, de luna llena y cielo estrellado, un frenético grito de la concurrencia estalló en el recinto. Entonces sonaron las primeras notas del conjunto de Vives, quien demostró una vez más sus condiciones como el mejor intérprete moderno de la música vallenata, La emoción, el baile, las palmas del público cartagenero contagiaron a la comitiva presidencial. El presidente Gaviria, cerveza en mano, bailó todo el repertorio, particularmente en los momentos en que los Clásicos se iban con todo, mientras Ana Milena aplaudía y movía su cuerpo al ritmo de canciones vallenatas como La hamaca grande y El compa e Chipuco.

El presidente Gaviria y su familia, de vacaciones en esta ciudad desde el 23 de diciembre pasado, intercambiaron abrazos, besos y pases de baile.

Pero cuando Vives pidió un aplauso para Gaviria, señalándolo como el hombre del año, las opiniones se dividieron. Hubo quienes aplaudieron con entusiasmo y otros que desaprobaron con silbidos y con gestos de la mano hacia abajo.

Muy cerca de ellos estuvieron, disfrutando todo el espectáculo, el hijo mayor del desaparecido Sha de Irán, Reza Palevi, quien tiene su mismo nombre; la actriz Fanny Mickey, el actor Rodrigo Obregón y altas personalidades de la política y de los gremios económicos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.