$146.000 MILLONES PARA VIVIENDA

$146.000 MILLONES PARA VIVIENDA

Rebasar las metas que se impuso inicialmente este Gobierno en materia de política de vivienda, es el reto de la administración del Presidente Gaviria ya en la fase final de su mandato, para lo que dispondrá de 146 mil millones de pesos aproximadamente. De este monto, en el presupuesto de la Nación para 1994 hay una partida por 61 millones de pesos con destino al Instituto Nacional de la Vivienda de Interés Social y de la Reforma Urbana (Inurbe), de los cuales, 40 mil millones de pesos corresponden a recursos del Presupuesto Nacional y 21 mil millones de pesos a recuperación de cartera de la entidad.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

A su vez, las Cajas de Compensación Familiar colocarán el año entrante en vivienda social 50 mil millones de pesos y la Caja Agraria cerca de 35 mil millones de pesos.

De esta forma, se prevé que de las 350 mil viviendas de interés social que le correspondía desarrollar durante el cuatrienio a las entidades comprometidas en la política habitacional, de un total de 532 mil planteadas para todo el sistema (180 mil es la cuota del sector privado), se pasará a 430 mil soluciones habitacionales, es decir, que la meta se superará en 80 mil unidades.

Las cifras optimistas son del ministro de Desarrollo Económico (e), Darío Londoño Gómez, y al mismo tiempo titular del Viceministerio de Vivienda, Desarrollo Urbano y Agua Potable. Según el funcionario, los pronósticos positivos están basados en el boom de la construcción, que el año entrante va a ser muy grande, y en la participación masiva de las asociaciones populares de vivienda y de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) en el programa habitacional.

Lío de tierra y servicios Sin embargo, el Gobierno es consciente de que si quiere no solo rebasar las metas sino dejar despejado el camino de la construcción de vivienda social a las próximas administraciones, tiene que vencer tres obstáculos: la falta de tierra para este tipo de soluciones, de servicios públicos y los trámites excesivos. Estos tres aspectos se han convertido en el cuello de botella de la política de vivienda.

Como un principio de solución el Ministerio de Desarrollo Económico, el Viceministerio de Vivienda, Desarrollo Urbano y Agua Potable y el Inurbe, tienen prevista una reunión a mediados de enero próximo con la Junta Directiva de la Federación Colombiana de Municipios y con los alcaldes del país, para promover que exista la decisión política de que en los planes de desarrollo se prevea e incluya tierra destinada a la dotación de vivienda de interés social.

Así mismo, con el ánimo de lograr que el Subsidio Familiar de Vivienda (SFV) llegue a la población de menores recursos, y de darle un mayor apoyo a la misma para que resuelva de una vez por todas su problema de techo propio, el Gobierno Nacional tomó la decisión de orientar el 70 por ciento de los dineros del subsidio a las familias con ingresos por debajo de los dos salarios mínimos mensuales (200 mil pesos aproximadamente).

Igualmente, determinó que l subsidio de mayor monto, es decir, el de 1.800.000 pesos por familia que acaba de aprobar el Gobierno Nacional, se dará a las soluciones cuyo valor de venta no pase de seis millones de pesos y ofrezcan algo más que lotes con servicios. Es decir, que tengan una vivienda mínima que le permita al comprador ocuparla inmediatamente y dejar de pagar arriendo.

A pesar de que muchos constructores han dicho que por costos no pueden construir vivienda de ese monto, hay ejemplos qu demuestran todo lo contrario. Es el caso de Constructodo, firma que desarrolla al sur de Bogotá un programa denominado Parques del Zipa, de cuatro mil lotes con servicios, dotados de vivienda mínima.

Otro tanto proyecta hacer la capital del Valle del Cauca, en el plan habitacional llamado Cali Mío, donde el alcalde, Rodrigo Guerrero, lidera un plan habitacional de veinte mil viviendas. También se destacan los programas desarrollados en Medellín por el Primed, la alcaldía mayor y la Presidencia de la República, sobre mejoramiento barrial, en las comunas y los impulsados por la alcaldía de Popayán, entre otros. Todos estos planes cuentan con el apoyo del subsidio de vivienda del Estado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.