ALEGRÍA DE LA FERIA TRASPASA LOS RECINTOS

ALEGRÍA DE LA FERIA TRASPASA LOS RECINTOS

La XXXVI Feria de Cali también llegó a los extramuros de la ciudad, con el fin de deleitar a los habitantes que no tienen el dinero para ver a sus artistas favoritos en casetas, clubes o escenarios masivos. Durante seis días, las orquestas invitadas a la Feria ejecutaron sus mejores notas para los habitantes de los barrios El Diamante, Siloé, Parque de la Caña, San Judas y Farallones.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Carlos Alberto Rivas, un trabajador de la construcción que gana 30.000 pesos semanales, dice que para él es imposible visitar una caseta donde el solo cover tiene un valor hasta de 40.000 pesos y una botella de aguardiente, uno de 37.000.

Incluso, para espectáculos masivos como el Festival de Orquestas, la boleta más económica vale 5.000 pesos que, sumados a los 25.000 pesos por gastos de taxi y bebidas en una noche, se sale de ls posibilidaes de un trabajador que solo devenga 40.000 pesos quincenales.

Rivas, que reside en el barrio El Diamante, contó que en las cinco noches de Feria, prefiere salir, con su novia y un grupo de amigos, a la tarima del barrio o al Parque Panamericano, donde se han presentado las mejores orquestas.

Desde la apertura de la Feria, en las cinco tarimas, incluida la del Panamericano, se han presentado las orquestas Son de Azucar, Niche, Canela, Dan Den, La Misma Gente, Guayacán, Canela, Yerbabuena, D Caché, Richie Valdez, La Suprema Corte y Diana, entre otras.

Sin embargo, en los clubes y discotecas priman las orquestas internacionales, entre las que se destacan Celia Cruz, Oscar D León, Barranco, Wilfrido Vargas, Johnny Pancheco, Carlos Vives y Jerry Rivera.

Para un trabajador es imposible desembolsar por una boleta 10.000, 20.000 o 50.000 pesos, que fueron los valores de las entradas a los espectáculos feriales con estos grupos.

La final del Concurso de Soneros fue un espectáculo que gozaron unas 10.000 personas. Los jóvenes competidores dieron lo mejor de sí con el ánimo de tener el derecho a la grabación de un sencillo. Además, cada participante llevaba su barra.

En el sector de Aguablanca, la III Brigada del Ejército complementó las festividades populares con la organización del V Reinado del Distrito, el cual busca promover la construcción de las obras prioritarias para la comunidad, la integración de los grupos juveniles y la organización de mingas.

Fue elegida reina popular de la Feria Sonia Lucía Mojarrango, que representó al barrio Comuneros Uno. En este barrio, como en otros 42 que conforman el Distrito de Aguablanca, por unos días se dejó atrás el problema de las vías destapadas, la inseguridad y el desempleo para animar y ayudar a su reina.

Con el fin de ponerle el ambiente fiestero al certamen, la orquesta Son del Trébol, del Ejército, recorrió todas las tarimas, y a cada desfile fueron invitadas tres orquestas. Se logró la participación de la Puerto Rican Power, Cali Charanga, Nuevo Son, Camilo Azuquita y Diana y su orquesta con el éxito de feria, Sentencia divina.

Los grupos juveniles de Aguablanca también tuvieron su espacio. Las coreografías de Mitchel y los chicos del ritmo , que parodiaron a Michael Jackson, Madonna y Montaner, subieron a las tarimas populares.

El desfile de carrozas por las principales calles del Distrito se convirtió en uno de los mayores atractivos, dada la cantidad de las participantes, el desfile de las siete reinas y las 11 comparsas representantes de las comunas.

La cabalgata y el desfile de las candidatas al Reinado Panamericano se constituyeron en los certámenes masivos por excelencia y se calcula en casi un millón las personas que se situaron a lado y lado de las vías para verlos.

En Ciudad Córdoba, un barrio popular situado a un lado de la vía que lleva a El Basuro , los chicos tuvieron lugar para la diversión con el circo que los soldados del Batallón Palacé, de Buga, montaron. Disfrutaron de acrobacias, payasos, malabaristas y trapecistas. El Ejército complementa su integración con la presentación de la raza y el brío de los mejores ejemplares equinos, en el barrio Puerta del Sol.

La muestra nacional artesanal en la Loma de la Cruz, el festival infantil y juvenil de la canción folclórica, la presentación de música llanera y joropo a cargo del Instituto de Cultura y Turismo del Meta y el encuentro de salsotecas constituyeron otros espacios abiertos a la diversión popular, alternativas para las gentes de bajos ingresos en una Feria que el sector privado cierra para los sectores populares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.