SANGRIENTO ASALTO AYER EN SANTANDER

SANGRIENTO ASALTO AYER EN SANTANDER

A sangre y fuego, unos 200 miembros del Eln se tomaron en la noche del miércoles la población de Carcasí, en la provincia de García Rovira, mataron a tres policías, hirieron a dos y a un civil, secuestraron a un conductor del municipio, y al cabo de cinco horas de combates destruyeron prácticamente el pueblo. Tropas de la Quinta Brigada fueron enviadas por tierra, y, ayer jueves, helicópteros artillados intentaban localizar al grupo sedicioso en las montañas del oriente de Santander.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El alcalde Alirio Gutiérrez dijo: nos sorprendieron a las 6:30 de la tarde, en momentos en que casi todo el pueblo se encontraba en un oficio religioso en la iglesia, gracias a lo cual no hubo más víctimas, pues el padre ordenó cerrar las puertas .

Los fieles, entonando canciones religiosas, enfrentaron el miedo, mientras en las calles los guerrilleros hacían de las suyas e intentaban tomarse el cuartel de Policía para apoderarse de las armas.

Mientras un grupo de delincuentes distraía a los diez agentes del lugar con fuego de fusiles y granadas, otros se tomaron las sedes de la Caja Agraria y la Tesorería Municipal. Saquearon las arcas de las dos dependencias (según cálculos oficiales se llevaron 20 millones de pesos) y destruyeron las edificaciones con granadas y morteros.

El Alcalde informó que la cuadra en donde está situado el cuartel quedó en ruinas y que las pérdidas son incalculables. También fue semidestruido el palacio municipal.

Los guerrilleros, según algunos de los agentes, les gritaban que se rindieran y entregaran las armas, a lo cual los policías respondían con fuego, a la vez que entonaban el Himno Nacional.

Eso fue muy duro, y lo peor, que no nos enviaron refuerzos inmediatamente , dijo uno de los agentes que defendió el puesto. Por eso tuvimos que resistir, y aunque sabíamos que nos íbamos a morir, teníamos que pelear hasta el último momento .

Murieron los policías Saulo Arango, de 24 años; Jairo Reyes Gallego, de 25, y Danilo Buenaventura Lozada, de 19, quien salió de la Escuela hace tres meses. Todos ellos recibieron disparos de fusil en la cabeza y en distintas partes del cuerpo.

Sus cadáveres fueron traídos a Bucaramanga para ser remitidos a los departamentos del Tolima y Valle del Cauca, de donde eran oriundos.

Resultaron heridos los agentes Oscar Darío Angel Mahecha y Oscar Julián García Marín y la ciudadana Jackeline Delgado.

El comandante de la Policía de Santander, coronel Hugo Lozano Rojas, dijo que los refuerzos de la Policía llegaron a las 11:50 de la noche y los del Ejército una hora más tarde.

Pero cuando éstos llegaron, los guerrilleros habían huido llevándose consigo cuatro camperos particulares y una volqueta del municipio, esta última conducida por un empleado de la Alcaldía, cuyo nombre no fue suministrado inmediatamente y a quien obligaron a transportarlos. Otros huyeron hacia las montañas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.