FISCAL DEJÓ EN LIBERTAD PROVISIONAL A HIGUITA

FISCAL DEJÓ EN LIBERTAD PROVISIONAL A HIGUITA

La Fiscalía concedió ayer la libertad provisional al arquero del Atlético Nacional René Higuita, investigado por servir de intermediario en el pago de un secuestro y por presunto enriquecimiento ilícito. El organismo investigador le impuso al portero como condición para dejarlo en libertad el pago de una caución o garantía equivalente a 100 salarios mínimos.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Al cierre de está edición, Higuita no había salido de la Cárcel Nacional Modelo porque sus abogados no habían podido consignar la caución debido al cierre de los bancos por el fin de año.

En la tarde de ayer, los abogados del portero trataban de que alguna entidad bancaria recibiera la caución por fuera del horario oficial para luego tramitar la boleta de libertad del arquero ante la Fiscalía y el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec).

De no ser posible la gestión de los abogados del deportista, Higuita pasaría el día de año nuevo en la cárcel y solo el próximo lunes, cuando los bancos reanuden sus actividades, podría quedar en libertad.

La libertad provisional de Higuita fue posible gracias a la reciente reforma del Código de Procedimiento Penal (CPP).

Según los cambios que se le introdujeron, algunos delitos derivados del secuestro debían ser de competencia de los fiscales seccionales o comunes y no de los fiscales regionales o sin rostro.

Por ese cambio de competencias y al transcurrir 120 días sin que un fiscal seccional le definiera la situación jurídica al jugador, la Fiscalía se vio en la obligación de dejarlo en libertad.

La decisión de la Fiscalía segnifica que la investigación pasará a un fiscal seccional de Medellín, que debe iniciar nuevamente el proceso contra el portero del Atlético Nacional.

La investigación contra el ex arquero de la selección nacional la inició la Fiscalía el pasado 4 de junio, cuando ordenó su detención por intermediación en un secuestro y enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con las indagaciones de la Fiscalía, el jugador habría servido de mediador para liberar a una hija de Luis Carlos Molina Yepes, considerado como un importante lavador de dinero del cartel de Medellín.

La menor, según las autoridades, fue secuestrada el pasado 30 de abril en Medellín.

En las primeras declaraciones a la prensa, Higuita admitió haber participado en la negociación que permitió la liberación de la niña, pero negó haber recibido dinero o haberlo pedido y dijo que su gestión se limitó a un acto de buena voluntad.

El pasado 10 de noviembre, un fiscal sin rostro de la Fiscalía Regional de Bogotá ordenó cerrar la instrucción del proceso contra el deportista y anunció que el siguiente paso sería llevarlo a juicio o absolverlo de toda responsabilidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.