LA ECONOMÍA VA BIEN Y LA INDUSTRIA, REGULAR

LA ECONOMÍA VA BIEN Y LA INDUSTRIA, REGULAR

Para los industriales, la economía tuvo un buen desempeño durante 1993, que contrasta con el regular comportamiento del sector manufacturero. La Asociación Nacional de Industriales (ANDI) se mostró preocupada porque el aumento de 5,16 por ciento del Producto Interno Bruto está explicado en gran parte por el dinamismo de los servicios, mientras que la industria contribuye con menos de un punto a ese crecimiento.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Además, dijo que a septiembre, el 68 por ciento de la producción industrial registró una caída de 2,5 por ciento incluyendo trilla de café, y de 0,2 por ciento, excluyéndola, lo que demuestra que el sector está estancado o en deterioro.

El gremio también se mostró preocupado por la inseguridad que reina en el país y por la impunidad que favorece a las personas que están por fuera de la ley.

Deploró el secuestro del industrial Carlos Upegui, uno de los hombres fuertes de la Organización Ardila Llle, e hizo un llamado a sus captores para que lo liberen.

Los industriales reconocieron que la economía tuvo un buen desempeño durante 1993, pero se mostraron preocupados porque el aumento de 5,16 por ciento que presentó reposa en gran parte en el dinamismo de los servicios y en el incremento en el gasto público.

De acuerdo con el análisis realizado por la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), la economía colombiana se caracterizó este año por el bajo dinamismo de la actividad productiva.

Sustentan esta afirmación en el hecho de que casi la mitad del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se explica por el comportamiento de los servicios, mientras que la industria contribuye con menos de un punto de crecimiento.

Con respecto a las cifras que presentó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) sobre el comportamiento de la industria a septiembre, señalan que el crecimiento de 3,98 por ciento que presenta la producción manufacturera está inflado con el comportamiento del sector de material y equipo de transporte.

Si se excluye este sector, la industria solo crece 1,16 por ciento, señala la ANDI. Además, afirma que cerca del 68 por ciento de la producción industrial, que es responsable de poco más de la mitad del empleo fabril, registra una caída de 2,5 por ciento incluyendo trilla de café, y de 0,2 por ciento sin ella, frente a igual período de 1992.

En otras palabras, más de la mitad de la industria manufacturera se encuentra estancada o en deterioro .

Según la ANDI, una parte significativa de la industria nacional presenta problemas de demanda, que están muy relacionados con la competencia que se le ha generado con las importaciones, las prácticas desleales y el comercio ilegal.

Moderado optimismo Con respecto al año entrante, los empresarios señalan que el panorama para la industria se debate entre la incertidumbre y el optimismo, porque prevén que bajarán las tasas de crecimiento de los sectores que jalonaron el crecimiento en 1993 (transporte y construcción), mientras que más de dos terceras partes de la producción seguirán enfrentando problemas.

Con respecto al sector externo, destacan los avances en materia de integración, pero se muestran preocupados por el boom de las importaciones y el lento dinamismo de las exportaciones.

La ANDI se mostró alarmada frente a las proyecciones de Planeación Nacional, que calculan que en 1994 se importarán bienes por 11.000 millones de dólares. Si la meta se cumple, en dos años se habrían doblado las compras externas del país.

El gremio explica que tan solo en el primer semestre de 1993, las importaciones de bienes producidos en el país crecieron 82 por ciento, tendencia que, de mantenerse, tendrá un impacto negativo en la producción nacional.

Esta situación se presenta sin que el país pueda medir oportunamente lo que está sucediendo, por falta de estadísticas. A esto se agrega el que la Aduana tiene muchas limitaciones para controlar la subfacturación y el contrabando , señalan.

Preocupa la inseguridad La inseguridad continúa siendo una de las principales causas de alarma para los industriales, que consideran que es preocupante que las personas que están fuera de la ley sigan en la impunidad.

La Asociación Nacional de Industriales (ANDI) sentó su rechazo contra el secuestro, la extorsión y el chantaje, e hizo un llamado para que se libere al industrial Carlos Upegui Zapata.

De otro lado, reiteró los cuestionamientos que hizo durante el año a las leyes de Contratación Administrativa, Regalías y Seguridad Social.

Y alertó sobre el proyecto de expropiación por vía administrativa, que contiene artículos que pueden afectar negativamente la inversión extranjera, y sobre la propuesta en materia de acciones populares y de grupo, por considerar que de aprobarse permitiría obtener beneficios económicos individuales, al amparo del interés colectivo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.