SE RECUPERÓ LA FE: GAVIRIA

SE RECUPERÓ LA FE: GAVIRIA

Si tuviera que hacer un recuento de lo que logramos los colombianos durante 1993 no dudaría en afirmar que durante el año que termina recuperamos la confianza en las posibilidades de nuestro país , aseguró el presidente César Gaviria en su mensaje de fin de año al país. El Primer Mandatario dijo que el fortalecimiento del Estado, su modernización, la internacionalización de la economía, la recuperación de la justicia o de la capacidad logística y operativa de las autoridades, se cuentan entre los principales avances del país en el año que concluye hoy.

31 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El Presidente advirtió que aún el país no ha superado la violencia y que su paso terrible nos traerá a veces angustia y tristeza , e invitó a los colombianos emprender con fraternidad y solidaridad el largo trecho que aún nos falta por recorrer .

Pidió, además, que todos los colombianos aprovechen estos días de descanso para reflexionar y para buscar, entre quienes han candidatizado sus nombres a consideración popular, a los mejores, a quienes mejor representen los intereses de Colombia .

Hemos aprendido lo fundamental: nada se logra en un instante, todo es obra de un esfuerzo sostenido y colectivo, en el que se logra el triunfo cuando la gente aprende a poner por encima de su interés personal el interés colectivo de la Nación , expresó Gaviria.

El Primer Mandatario subrayó que es preciso fortalecer la fraternidad entre compatriotas, romper el individualismo y consolidar la solidaridad, que es el elemento fundamental para la convivencia pacífica .

La recuperación de la confianza en las instituciones y el aprendizaje de la solidaridad, y una convocatoria a los violentos a que trabajen en paz, como lo hacen todos sus compatriotas, son algunos de los temas centrales del mensaje de fin de año del presidente César Gaviria a los colombianos.

Gaviria hizo también un llamado a consolidar la democracia votando a conciencia en el 94 por los mejores colombianos para ocupar la Presidencia y las cámaras legislativas. Este es el texto del mensaje presidencial: Me complace mucho compartir con ustedes unos momentos de su tiempo precisamente en esta época en que se mezclan el descanso y la trivialidad y el ambiente se torna festivo, nostálgico y fraternal. Es éste el último fin de año en que puedo hablarles en calidad de Presidente y he querido hacerlo para desearle a cada colombiano un año feliz y próspero en la construcción de una sociedad mejor para nosotros y para nuestros hijos.

Si tuviera que hacer un recuento de lo que logramos los colombianos durante 1993 no dudaría en afirmar que durante el año que termina recuperamos la confianza en las posibilidades de nuestro país.

En todo aquello en que hemos trabajado en equipo, en cada acción que emprendimos confiados en el trabajo colectivo, en todos los pasos que hemos dado hacia el fortalecimiento del Estado, hacia su modernización, hacia la internacionalización de nuestra economía, hacia la recuperación de la justicia o de la capacidad logística y operativa de nuestras autoridades, hemos logrado éxitos importantes. Y hemos aprendido lo fundamental: nada se logra en un instante, todo es obra de un esfuerzo sostenido y colectivo, en él se logra el triunfo cuando la gente aprende a poner por encima de su interés personal el interés colectivo de la Nación.

Hoy es posible hablar de un nuevo país, de perspectivas y proyectos, de futuro en últimas, gracias a la indudable recuperación de la confianza en nuestras posibilidades y de la credibilidad en nuestras instituciones.

Tenemos grandes retos por delante. En ocasiones, sentiremos que vamos hacia atrás, porque aún no hemos superado la violencia y su paso terrible nos traerá angustia y tristeza. Quienes se empeñan en las acciones violentas deben recapacitar. Tomo la voz de más de treinta millones de colombianos para dirigirme a ellos, a los violentos de Colombia, para pedirles que cesen en su propósito de muerte, que abandonen su noche de tragedia, que regresen al cauce pacífico en el que los colombianos trabajan honestamente para ganarse el pan de su familia cada día.

Colombianos: Aún nos falta un largo trecho por recorrer. Tenemos que fortalecer la fraternidad entre compatriotas. Tenemos que romper el individualismo. Tenemos que consolidar la solidaridad. La solidaridad es el elemento fundamental para la convivencia pacífica y se manifiesta en simples actos cotidianos, en el respeto al orden, en el acatamiento a las normas que permiten un mejor vivir, en la tolerancia a las ideas ajenas.

En 1994 tendremos la oportunidad de acudir nuevamente a las urnas para elegir a quienes nos van a representar en los próximos años en el Gobierno Nacional y en el Congreso de la República.

Pido a todos los colombianos que usen con inteligencia y serenidad estos días de descanso para reflexionar y pensar y para buscar, entre quienes presentan su nombre a consideración del pueblo, a los mejores, a quienes mejor representen los intereses de Colombia. La mejor manera de consolidar la democracia es viviéndola de manera cotidiana. Vamos a escuchar a los distintos candidatos con atención e inteligencia. Y vamos a las urnas a elegir a los mejores colombianos por el bien de Colombia y de nuestros hijos.

Que 1994 nos traiga de nuevo razones para el optimismo en nuestro futuro, y que, desde el fútbol hasta la política, nos sirvan para seguir construyendo el nuevo país que ya estamos viendo .

Sanción a Leyes El presidente César Gaviria sancionó ayer la ley de orden público y la que reestructura la Contraloría General de la República.

La primera, convierte en permanentes varias de las disposiciones adoptadas por el legislativo durante los estados de conmoción interior, las cuales le permitirán al Gobierno contar con instrumentos eficaces para combatir la delincuencia organizada.

Entre otras, la norma establece sanciones para los alcaldes y gobernadores que dialoguen con la guerrilla sin autorización del Presidente y para las empresas que colaboren económicamente con los grupos subversivos.

También existirá restricciones para la radio y la televisión.

La segunda, dispone una nueva y moderna estructura de la Contraloría, con una planta de personal reducida y funcionarios de alto nivel profesional para ejercer una vigilancia de gran trascendencia sobre las finanzas públicas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.