LOS AÑOS 70

LOS AÑOS 70

En un fogoso afán por vivir intensamente movimientos que de alguna manera hicieron época, la juventud de los 90 se ha devuelto en el tiempo y ha rescatado elementos de antaño. Primero fueron los años 20 y 50, luego se revivió todo el estilo de los 60 para concluir con los controvertidos años 70, donde los jóvenes no solo se vistieron de hippies, sino que actuaron como tal.

30 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los 70 aparecieron en el 93 con un maquillaje que, por momentos, le hizo olvidar su verdadera filosofía. Mientras los diseñadores reinterpretaron y depuraron un estilo que nació íntimamente ligado a los movimiento musicales de protesta, al rock, a la liberación femenina y al cambio, los jóvenes lo utilizaron simplemente como una corriente de moda más.

Todo esa filosofía de cambio, de hacer el amor y no la guerra , de vivir en paz con la naturaleza y de ver el mundo con una lente muy diferente a la de políticos y militares perdió su sentido y se quedó guardada en el baúl de los recuerdos de quienes la vivieron de verdad. El símbolo de paz no tuvo el mismo significado del de dos décadas atrás y se utilizó como un accesorio más que iba acorde con el resto de la vestimenta.

Lo mismo ocurrió con toda la simbología religiosa. Cruces, Cristos, cadenas, Vírgenes, pasaron a ser elementos decorativos de una moda muy sui géneris, que fue el resultado de un extraño despertar del fervor por devolverle al mundo toda la espiritualidad perdida en la década de los ochenta, cuando lo plástico tuvo un estrepitoso auge animado siempre por la sociedad de consumo.

Este intempestuoso regreso a los 70 se convirtió en una especie de homenaje a una década muy prolífica, recargada de elementos estéticos que se lograron mezclar magistralmente con detalles ecológicos y étnicos, que representan y simbolizan una inusitada reaparición de la conciencia ecológica y del valor de todo lo ancestral.

El 93, entonces, mezcló muchos estilos que tuvieron su máxima expresión durante esta época. Los hippies se volvieron a ver en la calle, aunque esta vez aparecieron limpios, afeitados, peluquiados y sin un cachito de marihuana entre sus dedos.

La naturaleza recobró su valor con un movimiento ecológico que se interpretó en la moda. Se regresó a lo simple, a las formas sencillas y a los materiales que caen con mucha libertad. Nada aprieta porque la opresión no existe en esta tendencia.

Se redescubre la espiritualidad del hombre y el regreso es la palabra clave. Todo este movimiento neo hippie desemboca y se transforma en la naturalidad que le da inicio al 94.

Muy barroco y de bota ancha Durante el 93, la bota campana no tuvo límites y se acabó con el reino de lo pegado , cuyo objetivo promordial era insinuar formas para provocar. Con la revolución sexual de los 70 se acabó con el mito de la mujer femeinina . Esto trajo elementos de hombres a sus vestimentas y todo lo que representaba ser sensual no era aprobado, ni aceptado.

Volvieron, entonces, los chalecos que en esta oportunidad tuvieron motivos precolombinos porque la parte étnica también cobró mucha importancia en el 93. Con estos, llegaron las chaquetas con parches y los pantalones sueltos en telas inspiradas en culturas indígenas.

Las faldas largas y amplias, las pijamas, las mangas amplias, los pantaloncitos calientes, las bandanas... fueron elementos que se conjugaron entre sí para presentar una moda muy ecléctica basada siempre en la inspiración de los 70.

Los zapatos de plataforma en todas sus versiones y alturas, las sandalias, los suecos y lo que en Medellín llamaron espadriles (zapatos de cabuya) estuvieron a la orden del día durante este año que termina.

Sin embargo, lo más importante de esta corriente neo hippie fueron los accesorios que tuvieron en los objeto de plata su aliado más acérrimo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.