PIDEN DEVOLVER LOS TALLERES DE CHIPICHAPE

PIDEN DEVOLVER LOS TALLERES DE CHIPICHAPE

La Procuraduría Delegada en lo Civil pidió ayer la restitución de los talleres de Chipichape de Cali, vendidos por el Banco Central Hipotecario y luego a una firma privada. Además, emprendió un proceso de nulidad de ese negocio por una presunta lesión enorme a los intereses públicos. Los talleres no fueron entregados expresamente a la Empresa Colombiana de Vías, como se desprende del estudio de la escritura mediante la cual la Nación (Empresa de Ferrocarriles Nacionales de Colombia en liquidación) traspasó los bienes a la nueva Empresa Colombiana de Vías (Ferrovías).

30 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Sin embargo, según el procurador delegado Luis Felipe Arrieta Wiedman, el Ministerio Público considera que por constituir anexidad del corredor férreo, sí hace parte del patrimonio de Ferrovías, por lo que le corresponde a la empresa citada iniciar las acciones tendientes a obtener su recuperación.

Ferrovías deberá sustituir el predio o en defecto una subrogación de uno en las mismas condiciones, propuesta que deberá ser puesta a consideración de la ciudadanía. Arrita Wiedman dijo que el interés público ha cedido al privado. La Procuraduría planteó la disolución del negocio y para ello estableció la nulidad del mismo a través de la figura de lesión enorme , que se presenta cuando el valor de un predio es vendido a menos de la mitad del precio real.

La discusión por la pertenencia de los terrenos data de los años 30 y en ese sentido Arrieta anotó que el legislador previó en materia de bienes públicos la posibilidad de una comunicación rápida y eficiente a través de una vía férrea. Eso refuerza la idea de que son vías de uso público, incluyendo sus anexidades .

El ingeniero y ex concejal de Cali Claudio Borrero, que presentó la denuncia a la Procuraduría, señaló que los talleres fueron vendidos por 7.800 millones de pesos, cifra que no representaría ni la tercera parte del precio actual.

Actualmente la Procuraduría investiga al gerente liquidador de los Ferrocarriles por supuesto mal cuidado de los intereses públicos puestos a su cuidado.

Borrero opina que Ferrovías cometió un error desde el momento en que suscribió un contrato de comodato (préstamo) para hacer uso de las instalaciones con los actuales dueños de Ciudad Chipichape. Ese contrato de comodato vence mañana y entonces Ferrovías tendrá que buscar otro lugar para continuar con la reparación de su material de transporte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.