LOS PELAÍTOS PASARON EL AÑO SIN PROBLEMAS

LOS PELAÍTOS PASARON EL AÑO SIN PROBLEMAS

Sin lugar a dudas, el 93 fue el año de los pelaos en el campo ecuestre. La voluntad, el trabajo, la disciplina, las ganas y el deseo de ganar dejó a los jinetes juveniles e infantiles como los grandes triunfadores de la temporada. A nivel local, en materia organizativa, las expectativas se cumplieron, gracias a la descentralización de los concursos y campeonatos nacionales, antes casi que escriturados a Bogotá, que durante el 93 se cumplieron de manera impecable en los clubes hípicos de Cali y Medellín.

30 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El 93 dejó de ser el año de los de siempre . La presencia de nuevas caras, en las distintas categorías oxigenó los grandes torneos, en los que antes competían los mismos de siempre . Este detalle le dio mayor nivel, competencia y, especialmente, más interés a deportistas y aficionados.

Las figuras jóvenes marcaron la pauta en la temporada 93. Los buenos resultados dentro y fuera de casa, la competencia semanal, el profesionalismo, a pesar de la edad, logró que los jinetes infantiles y juveniles se convirtieran en las cartas fuertes del país a la hora de la verdad.

Este fue el año de las sorpresas, cuando los alumnos llegaron a superar a sus maestros, como ocurrió con el juvenil Roberto Carlos González, que sin problemas alcanzó el título de campeón nacional de salto, venciendo a su profesor, el experimentado Manuel Guillermo Torres. Por este logro, uno de los más destacados de la temporada, González logró un cupo en el equipo colombiano, que intervino en los Centroamericanos y del Caribe, en Ponce (Puerto Rico).

Salir y competir fue la consigna de los chicos . Jinetes, ejemplares, palafreneros, veterinarios y los padres de familia fijos en todos los viajes empacaron sus maletas y equipos una y otra vez, para competir por Colombia, sin importar el destino.

Jinetes como Hernando Forero, Andrés Pradilla, Diego Vega, Manuel Angel, Paula Saavedra, Paula Luna, Natalia Ballen, Silvia Palacio, Annika Murrle, Carolina Forero y Andrés Espinosa, Héctor Vega, Roberto Terán, entre otros, dejaron muy en claro que las cosas buenas para el deporte ecuestre están por venir.

Sin embargo, el exceso de confianza los traicionó en ciertos casos. Así ocurrió durante el VII Suramericano Juvenil y el II Americano Infantil, cuando los brasileños dieron la sorpresa y en pleno Country Club de Bogotá se llevaron los títulos para su país.

Y los grandes qué? Los triunfos alcanzados por Roberto Terán Robayo, en los lomos de Lucas del Tandil , en los Juegos Bolivarianos de Bolivia, en el mes de abril, hicieron pensar que la temporada 93 podría ser la mejor, o en su defecto una de los más positivos para los jinetes de la categoría mayor.

Sin embargo, las cosas no se dieron, y un tanto opacados a nivel nacional, por la fiebre juvenil, las exigencias y el protagonismo se fue perdiendo a lo largo del año.

Participaciones fugaces, uno que otro torneo de alta exigencia, y a la espera de los anhelados Juegos Centroamericanos, se les escapó el 93 de un momento a otro.

El equipo nacional viajó en noviembre, vía Ponce, con el firme deseo y la convición de retener el primer lugar alcanzado por Luis Francisco Espinosa en las justas de México-90. No obstante, la realidad llegó muy rápido y la actuación fue discreta.

Carlos López, con un noveno lugar, en la competencia rival, con más de 20 faltas, fue el jinete colombiano mejor ubicado en salto.

La Federación Ecuestre, en un comunicado a los medios de comunicación ratificó la buena preparación del equipo criollo, y además agregó, que la complicada pista en nada ayudó.

De otra parte, el adiestramiento, modalidad ecuestre, un tanto desprotegida, luchó durante todo el año, buscando una mejor figuración.

En adiestramiento, Colombia, por intermedio de Marco Bernal, ganó el torneo Samsung FEI International Dessage, uno de los certámenes más importantes de esta disciplina a nivel mundial.

En Ponce, el mismo Bernal, que alcanzó la presea de bronce, volvió a ser pieza fundamental para Colombia.

Por equipos se logró la medalla de plata, gracias al trabajo de Gloria de Esguerra, Héctor Rodríguez, Patricia de Trujillo y Marco Bernal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.