MANOS ARRIBA!

MANOS ARRIBA!

Ladrones peligrosamente ingeniosos, excesivamente descarados o dementes? Este año, en Medellín, por ejemplo, para robarle su automóvil a Carlina , los jaladores de carros no utilizaron pistolas, ametralladoras, ni cuchillos. Se limitaron a introducir un ratón por una de las ventanillas del vehículo mientras esperaban a que el semáforo diera luz verde.

30 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ella se asustó y salió corriendo a pedir auxilio. Mientras tanto, los delincuentes se subieron el vehículo y se lo llevaron. Con todo y ratón.

En Bogotá, cuatro atracadores de bancos siguieron hasta su casa por varios días al gerente del Banco Cafetero de Paloquemao.

En la mañana del 2 de diciembre, llegaron a la residencia, amarraron al cuerpo del Ejecutivo una correa con explosivos falsos y luego lo obligaron a ir hasta la entidad crediticia que gerenciaba.

Deseaban ser el primer cliente del día, dejar atrás la modalidad del año lo que la Policía llama el asalto relámpago de las cajas registradoras y llevarse cuanto existiera en la bóveda de seguridad. No obstante, una llamada a la Policía lo impidió y los cuatro ladrones están hoy en prisión.

El día de la inauguración de una taberna de Galerías, en Bogotá, sólo se hallaban en el establecimiento dos amigos del dueño, éste y dos clientes.

De pronto, dos atracadores irrumpieron, encerraron a los presentes en el baño, les robaron cuanto pudieron y después discutieron entre ellos porque uno deseaba que se tomaran por lo menos media de aguardiente.

También han sido sorprendidos prestigiosos artistas. Obras de pintores y escultores como Edgar Negret, Carlos Rojas, Armando Villegas y David Manzur, entre otros, han sido hurtadas. Los coleccionistas no han escapado.

En el último caso conocido se vio involucrado el galerista barranquillero Jairo Quintero Chadid.

Un ladrón que se le presentó como cliente llegó a su casa y, después de amenazarlo, se llevó tres cuadros de Darío Morales, Antonio Barrera y Alejandro Obregón y tres esculturas de Edgard Negret, avaluados en 300.000 dólares.

Y hay más episodios, quizá tan dramáticos como demenciales.

En una calle de Bogotá, solo por citar un caso, dos delincuentes atravesaron un vehículo para robarse un Swfit que conducía un médico especialista adscrito a una prestigiosa clínica de la capital.

Después de reducir a su víctima un profesional de avanzada edad, los atracadores optaron por cortarle el cuello con una navaja. Providenciamente, la víctima sobrevivió. Otros ciudadanos han evitado detenerse ante los vehículos que se atraviesan y han escapado en mitad del fuego de pistolas y hasta de ametralladoras.

Sin embargo, por desgracia, no todas las víctimas de la delincuencia han tenido la misma suerte. Y no todas son ciudadanos corrientes.

Ladrones de arte asesinaron al jefe de inteligencia del DAS en Medellín, Mario Patiño Toro, cuando realizaba un allanamiento en una bodega en donde se ocultaban cuadros y esculturas robadas.

Unos y otros hechos son sólo episodios de las tendencias de la delincuencia común en 1993. Este año se elevó a 14 el hurto de vehículos diarios en Bogotá, se incrementó en 30 por ciento el atraco de bancos en Medellín y se prefirió el robo de obras de arte con destino a Ecuador y Europa.

La verdad es que hoy los colombianos se sienten mucho más inseguros, en su casa y en la calle, que nunca. Lo grave es que ante la desconfianza en la Policía, dados los multiples casos de corrupción, se encuentran ante una situación sin salida frente a una delincuencia cada día mas poderosa, creativa y a la vez sanguinaria.

(RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.