Secciones
Síguenos en:
MARCHA POR NIÑAS DESAPARECIDA

MARCHA POR NIÑAS DESAPARECIDA

Una marcha para pedir la liberación de tres niñas desaparecidas de Suba, van a realizar los familiares de las menores y sus vecinos el próximo sábado a las 9 de la mañana, desde la calle 26 con carrera 7a. hasta la Plaza de Bolívar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Las tres menores que desaparecieron del barrio La Manuelita, en el noroccidente, podrían estar en manos de una organización de trata de blancas, según las investigaciones que ha realizado la Unidad de Antiextorsión y Secuestro (Unase) de la Policía.

A pesar de esa información, las familias no pierden la esperanza de hallarlas en las calles bogotanas y continúan en su búsqueda.

Para Florinda Farfán, desde el pasado 20 de febrero no hay un instante de paz en su corazón pues ese día, su hija única, de 11 años, desapareció al mediodía cuando regresaba del colegio.

A Julieth Yesenia, dos hombres se la llevaron en un carro rojo cuando estaba a un par de cuadras de su casa, según le contaron los vecinos.

Desde ese momento, Florinda ha consagrado todos sus esfuerzos a una búsqueda que aún no le ha dado resultados.

Ha visitado varias veces el Instituto de Medicina Legal para averiguar si allí está el cuerpo de su hija, ha repartido fotografías en la Policía, ha puesto denuncios en la Fiscalía, el DAS, la Defensoría del Pueblo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Cruz Roja y la Procuraduría Delegada para la Defensa del Menor y la Familia.

Viajó a Chía y a Ibagué porque en llamadas anónimas le dijeron que habían visto a su hija caminando por sus calles.

Mandó a hacer cien carteles con la fotografía de la menor y los distribuyó en tiendas, postes y restaurantes de diferentes zonas de Bogotá.

Además, todos los días a las 4 de la tarde cuando sale del trabajo, deambula por las calles entregándoles a los extraños que se atraviesan en su camino volantes en los que pide pistas sobre el paradero de Julieth Yesenia.

Ultimamente ha recibido insultos de personas que la llaman a pedirle que desista de su búsqueda y que descuelgue los carteles porque, según ellas, lo más probable es que su hija se haya fugado de la casa.

Un hombre muy grosero me llamó a gritarme vulgaridades, a exigirme que no siguiera la búsqueda y finalmente me dijo que seguramente mi hija estaba viviendo con un novio o un amante , dijo.

Ella cree que esas llamadas se las han hecho porque otra niña del sector que estuvo perdida durante unos cuantos días, finalmente apareció en una casa de La Calera y las autoridades descubrieron que se había tratado de una fuga.

En medio de la indignación y la tristeza, Florinda asegura que lo único que tiene claro es que su hija no escapó, porque siempre fue una niña sincera, cariñosa, muy apegada a la casa y sin ningún problema familiar.

Para Norberto García, un remontador de calzado, a quien su hija Andrea, de 14 años, se le desapareció el pasado 27 de noviembre a las 8:30 de la mañana, el calvario ha sido semejante.

Yo estoy seguro de que mi niña no se fugó de la casa porque es muy tímida, miedosa y tiene muy pocos amigos. A ella se la llevaron , señaló.

Ante la versión de que la menor puede estar en manos de una organización de trata de blancas, asegura que hay amigos de la familia que ya están haciendo búsquedas en centros de prostitución, pero hasta el momento no han encontrado ninguna pista.

Algo parecido le ha ocurrido a la familia de Nini Johana Moncada, de 13 años, que desapareció del barrio el pasado 7 de julio.

Los vecinos que conocen a las menores aseguran que no se pudo tratar de un secuestro en el que los delincuentes van a pedir dinero por el rescate porque las tres niñas pertenecen a familias de pocos recursos económicos.

Lo peor de todo es que el temor no cesa en la localidad, pues hace un par de semanas, una joven de 20 años que estaba llegando a su casa de la urbanización Bochalema de Suba, a las 9:30 de la noche, estuvo a punto de ser raptada, pues un hombre la tomó por las piernas e intentó subirla a un Renault-9 blanco.

Dentro del carro había una mujer que los esperaba. La joven tras empujar al desconocido, logró soltarse, pedir auxilio y huir. Ella tiene en común con las otras desaparecidas su atractivo físico y su juventud.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.