Secciones
Síguenos en:
GENERAL OVIEDO ENTREGÓ MANDO DEL EJÉRCITO

GENERAL OVIEDO ENTREGÓ MANDO DEL EJÉRCITO

El ruido de sables que en los últimos dos días mantuvo en vilo a Paraguay terminó ayer con un abrazo de amigos entre el general sublevado Lino César Oviedo y el presidente de la República, Juan Carlos Wasmosy.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Sin embargo, el acuerdo poco ortodoxo que implementó Wasmosy en su intento por acabar con la crisis institucional está lejos de aquietar las aguas en este país.

Ayer por la mañana, la mayoría de los paraguayos quedó estupefacta al ver en directo la televisación de traspaso del mando militar.

Lino César Oviedo, el general que amenazó con quebrar el orden constitucional y se acuarteló en abierto desafío al poder civil, entregó finalmente la comandancia del Ejército y acto seguido se abrazó efusivamente, en dos ocasiones, con el mandatario contra el que se había rebelado, como si nada hubiera pasado.

Luego, con elogiosos conceptos hacia Wasmosy, solicitó por escrito su pase a retiro.

Horas después, cuando se creía que el Presidente paraguayo se tomaría su tiempo para aceptar el pedido, firmó un decreto que convirtió automáticamente a Oviedo en un ex militar, condición sine qua non desde el punto de vista jurídico para ser nombrado, tal como se había pactado, ministro de Defensa.

Rechazo del Parlamento En reacción inmediata, la Cámara de Diputados y el Senado de Paraguay rechazaron el eventual nombramiento de Oviedo en ese Ministerio.

Así, el ex general Lino Oviedo quedó de momento en una suerte de limbo. Si bien algunas versiones sugieren que, dado que su poder formal es en este momento nulo, difícilmente gane el sillón ministerial, todo parece indicar lo contrario.

Aunque haya pasado a retiro y aún no forme parte del gabinete, su influencia sigue intacta, al menos por ahora. Su sucesor al frente del Ejército, Oscar Díaz Delmas, es un confeso seguidor suyo. De no cumplirse el acuerdo, el controvertido general sabe muy bien quienes serán los que lo defenderán.

La indignación popular y de la oposición, que le habían dado originalmente su apoyo a Wasmosy, continúa in crescendo. La presión de los manifestantes es ahora doble: no pretenden solamente impedir la asunción de Oviedo, sino que reclaman el enjuiciamiento político del Presidente, al que acusan de cobarde y corrupto.

Una medida así, difícilmente será tenida en cuenta por el Congreso, pero deja en claro que el pueblo paraguayo no va a ceder tan fácilmente a las ambiciones de Oviedo y a los cambios de humos del Presidente.

Mientras todo esto ocurría, miles de manifestantes, en su mayoría jóvenes, se congregaban en los alrededores del Parlamento con lemas como Wasmosy, cobarde, el pueblo está que arde y brazaletes y prendas negras en señal de luto por la democracia y para rechazar lo que muchos consideran un negociado entre el general Oviedo y el Presidente.

Descontento interno Además de las duras críticas que se escuchan desde los más diversos sectores sociales, Wasmosy deberá hacer frente en los próximos días a un segundo frente: el creciente descontento en el propio seno de su gobierno.

El vicepresidente Angel Roberto Seifart, uno de los candidatos para las elecciones internas del partido Colorado, no ocultó su disgusto y cada vez se le nota más ansioso por distanciarse de su superior. La mayoría del gabinete está también con la cara larga. Los ministros se muestran indignados por que el Presidente no los consultó sobre la resolución de la crisis. Varios de sus miembros podrían incluso presentar sus renuncias en las próximas horas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.