NO ENLAGUNE SU NAVIDAD

NO ENLAGUNE SU NAVIDAD

Hay que saber manejar los tragos y la pólvora en esta Navidad para que el festejo no se convierta en tragedia. Llegó diciembre con su alegría, mes de parranda y animación... , dice la canción. Y si no se toman las medidas adecuadas, diciembre también puede traer tragedias.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Por esta época de festejos navideños aumenta el consumo de bebidas alcohólicas.

Según los expertos en el tema, en estos días son comunes las intoxicaciones por exceso de alcohol.

Normalmente, las personas abusan del licor y estas sobredosis pueden poner en peligro sus vidas. Así mismo, este hecho ocasiona muchos traumas, accidentes de tránsito y riñas , dice Uribe.

Se ha encontrado clara evidencia clínica que relaciona la presencia de alcohol y la depresión de las personas, que a veces las lleva al intento de suicidio. Otras llegan a cometer asesinatos y demás actos violentos que, en sano juicio, jamás cometerían.

También se observa una asociación directa entre alcoholismo y accidentes diferentes de los de tránsito. Otro grave problema es la adulteración de licores.

Existen diferentes formas de rebajar las bebidas y obtener una mayor gananci. Hay quienes se deciden por utilizar el llamado alcohol metílico, el mismo industrial o de reverbero, sin pensar en el daño que les puedan hacer a las personas que lo consuman. En los otros casos, se estafa pero no se atenta contra la vida.

Según Camilo Uribe Granja, director científico de la Clínica de Toxicología Guillermo Uribe Cualla, el alcohol metílico llega al hígado y se transforma en formol, por lo que, generalmente, las personas se envenenan y mueren. Otras quedan ciegas.

Para evitar estos problemas, actualmente se realizan algunas campañas. Estamos desarrollando un programa de emergencia para detectar licores adulterados en diferentes expendios. Se han tomado muestreos selectivos y se han analizado botellas en la Unidad de Toxicología de la Secretaría, anexa al hospital de Kennedy. Según los resultados, se procede al incautamiento y retiro del mercado de esos productos , explica Hugo Alberto Hernández, jefe de la Sección de Alimentos y Bebidas de la Secretaría Distrital de Salud. Un solo trago de alcohol metílico puede ser mortal. Entonces, no sobra atender algunos consejos: - Adquiera el licor en partes de reconocida tradición. - Fíjese que las botellas estén debidamente estampilladas y selladas, sin remiendos ni puntos de soldadura. - Observe bien el color. - Recuerde que el trago extranjero viene en botellas originales de su lugar de procedencia. Revise que el empaque no haya sido elaborado aquí. - Al beber el primer trago, fíjese en el sabor; si le parece extraño, no lo tome. - Si duda de las características de la bebida, deséchela. - Si ya bebió y nota algunas reacciones extrañas, puede ser que se haya iniciado una intoxicación. Acuda inmediatamente al centro de salud más cercano si, por ejemplo, entra en un estado de embriaguez más rápido de lo acostumbrado, si presenta un guayabo intenso y más rápido de lo normal; un dolor de cabeza frontal muy intenso o alteración de la visión, como cansancio en los ojos o visión borrosa. - Otra señal de alarma es la agitación, excitación o agresividad inusual, que la familia suele relacionar con la embriaguez. - Si vive muy lejos de un centro de atención, entonces acuda a una fórmula casera: ingiera un buen trago de whisky y vodka, que reúna las características de calidad antes mencionadas y en una cantidad similar a la tomada anteriormente. Esto que yo llamo alcohol bueno contrarresta el metanol y evita el envenenamiento , dice Uribe. - Si sabe de lugares en donde se vende licor adulterado o de personas que están intoxicadas, comuníquese y denuncie las anomalías a los teléfonos 3101111, extensiones 2303 y 2306, 2554294 y 115 para emergencias.

Buen apetito En cuanto a las comidas, los principales problemas se derivan de las ventas ambulantes, en condiciones higiénicas inadecuadas; de la compra de alimentos de dudosa procedencia, por ejemplo, enlatados que no se sabe cómo ingresaron al país, y del transporte de alimentos en condiciones poco adecuadas. Esto ocurre cuando las familias compran todos los productos y viajan a otra ciudad y no caen en cuenta de que deben refrigerarlos o mantenerlos en determinadas condiciones , dice Uribe.

Entonces, es importante que se tomen algunas precauciones: - No consuma alimentos de dudosa procedencia. - Revise bien las fechas de elaboración y de vencimiento de los comestibles. - No compre alimentos en grandes cantidades, para guardarlos durante tiempos indefinidos, menos aún aquellos que son perecederos. - Recuerde que no siempre la intoxicación se presenta en todas las personas que consumieron el producto, puesto que este no se descompone en su totalidad sino por partes. - A veces no se presentan síntomas de la intoxicación. En otros casos, hay molestias gastrointestinales, dolores de estómago, vómito, diarrea, fiebre o alergias en la piel e, incluso, paro respiratorio. Consulte al médico de inmediato.

Pólvora Según los datos de la Clínica de Toxicología, existen casos de intoxicación por pólvora, especialmente con los totes, que contienen fósforo blanco y producen graves daños a quienes los consumen, sobre todo a los niños, que lo hacen por curiosidad, y a personas adultas que deciden suicidarse.

La mejor manera de prevenir estos accidentes es no comprar pólvora. Existen muchas otras formas de divertirse y disfrutar de la Navidad y del Año Nuevo. Finalmente, las estadísticas muestran un aumento del número de consultas por intoxicaciones delictivas, ocasionadas por la burundanga.

Es el coctel de moda en nuestro medio con fines delictivos. La gente pierde la memoria, no recuerda nada y es común que aparezca en alguna parte desconocida o en un hospital, sin saber cómo ni por qué. Es aconsejable que la gente no acepte nada de personas desconocidas, no hable con extraños y acuda a las autoridades ante cualquier actitud sospechosa , dice Uribe.

Visitas y decomisos La Secretaría Distrital de Salud inició, el pasado 16 de noviembre, una campaña contra el licor adulterado. Desde entonces visita diferentes expendios y toma muestras selectivas.

Hasta la semana pasada, se habían inspeccionado 471 establecimiento s y 76.246 botellas de licor, de las cuales se decomisaron 3.542 y se retuvieron 3.705 de aguardiente, whisky, brandy y otros licores.

Comenzamos con una inspección ocular de los licores, contamos con equipos especiales, lámparas ultravioleta para detectar las estampillas de seguridad que son falsas, linternas y otros equipos que permiten establecer la calidad y legalidad de etiquetas y sellos, tanto del licor nacional como del extranjero , dice Hugo Alberto Hernández, jefe de la División de Alimentos y Bebidas de la Secretaría de Salud.

Una vez que presumimos que algún licor no cumple las condiciones, se procede a una retención inicial, luego se analiza y, según el resultado, se decomisa. Si de primera vista se descubre que es malo, presenta una tapa falsificada y otras alteraciones visibles, se decomisa de inmediato , explica Hernández.

El licor decomisado se bota y las botellas se rompen en el relleno sanitario Doña Juana, para evitar que los recolectores de botellas y papeles se los lleven y terminen en manos de las personas que adulteran los licores.

Cuando se sabe de personas intoxicadas por estos licores, se realizan inspecciones policiales e investigaciones y se aplican las sanciones penales.

En La Calera, algunos locales del Centro, Fontibón, Kennedy, Claret, Venecia, San Carlos, Lijacá, Verbenal, Toberín, San Cristóbal, Suba, Unicentro y Avenida Primero de Mayo, se llevaron a cabo las primeras visitas. Esta semana continuarán en los sectores de Chapinero, 7 de Agosto, Kennedy y Bosa. El equipo conformado por médicos generales, veterinarios, ingenieros de alimentos y promotores de salud, de los 18 hospitales del nivel I y de los 8 del nivel II, intensificarán las operaciones el 24 y el 31 de diciembre, el primero y el 6 de enero por ser éstos los días en los que más se vende y se consume alcohol.

Igualmente, se tiene un programa especial de control de alimentos, para estar atentos e inspeccionar casas de banquetes, Especialmente, se han intervenido algunas por posibles intoxicaciones y se realizan investigaciones antes de definir cierres y sanciones. Algunas pecan por mal almacenamiento de los alimentos , dice Hernández.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.