FÓRMULA FÁCIL Y ECONÓMICA PARA LLEVAR IMÁGENES AL DISCO

FÓRMULA FÁCIL Y ECONÓMICA PARA LLEVAR IMÁGENES AL DISCO

Tome fotografías con una cámara normal de 35 milímetros, lleve la película al laboratorio y reciba de vuelta un disco compacto del que se pueden reproducir las fotografías hacia un televisor normal con un dispositivo parecido a una videograbadora. En Estados Unidos, los profesionales son quienes están acogiendo la idea del sistema Photo CD de Kodak, en lugar de los fotógrafos familiares, no para observar sus fotografías en la televisión, sino para recibirlas como un conjunto de unos y ceros que pueden ser manejados por los computadores.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Recientemente tomé un rollo de 12 fotografías de Kodacolor, y cuando lo llevé al laboratorio local (en Rochester, Estados Unidos) para el procesamiento en CD, hubo confusión durante algunos momentos.

En un almacén del vecindario, con bastante movimiento, era la primera persona que lo solicitaba.

Las imágenes estuvieron listas una semana más tarde. Además de los negativos convencionales y las fotografías de 3.5 por 5 pulgadas, había un CD-ROM de Kodak. El precio total, con el impuesto fue de algo menos de 22 dólares. Yo no tenía uno de los accesorios para la televisión, que cuestan cerca de 350 dólares en los almacenes de descuento y pedidos por correo, pero tenía el Access Software para Kodak Photo CD.

Además de el tipo correcto de unidad CD-ROM (oficialmente, el CD-ROM XA Mode 2) se requiere, como mínimo, un PC 386 con cuatro megabytes de memoria y cuatro megabytes de espacio libre en el disco duro y tarjeta y pantalla VGA. Como mínimo realista, Kodak recomienda un PC 486 o superior, con tarjeta y monitor de 24 bits. Para todo lo demás, se deben duplicar las cifras.

El Access Software incluye una muestra de fotografías profesionales impecables, para que usted las vea mientras procesa las suyas, no tan impecables. Si hay sufiente memoria disponible, se puede colocar una hoja de contactos sobre la pantalla, así como ampliaciones de imágenes individuales. Una fotografía tamaño billetera, requiere 2.5 megabytes; una instantánea, 3 megabytes, una fotografía tamaño normal, 7.5 megabytes; una grande, 15 megabytes y un afiche, 30 megabytes.

Las fotografías pueden recortarse, moverse y girarse, y con el software apropiado (tal como Microsoft Publisher), incorporarse a productos de edición de escritorio. Pero una imagen nítida a color puede perder algo (en forma extra oficial diría que casi todo) al imprimirla en una impresora láser en blanco y negro, de 300 puntos por pulgada, que era bastante avanzada hace muy poco tiempo.

Seamos serios: 486, 8, 24 y 15 son números grandes para los computadores, y el color sigue siendo un obstáculo difícil para las impresoras, aunque ambas situaciones están cambiando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.