Secciones
Síguenos en:
TENEMOS QUE SER HUMILDES : GÓMEZ

TENEMOS QUE SER HUMILDES : GÓMEZ

Esto se inventó hace rato, mucho rato. Pero, a diferencia de otros productos importados, el original nunca apareció y, por eso, aquí se adoptó un estilo muy autóctono. Porque, sin duda, las ruedas de prensa que se dan en Colombia son un espectáculo único, inimitable en el resto del mundo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 1996 , 12:00 a. m.

La de ayer en la mañana, que constituyó el último contacto de los jugadores de la Selección Colombia en la antesala del juego frente a Paraguay, en el inicio de las eliminatorias al Mundial de Francia-98, no se salió de ese esquema carnavalesco, pintoresco y cantinflesco tradicional en nuestro país.

Salón lleno, personalidades de diferente índole en la mesa de invitados, enredo de cables, gritos por todos lados; preguntas buenas, malas, las de siempre y de las otras, curiosos y estorbos. Unos ingredientes que sirvieron para preparar un plato típico colombiano: la rueda de prensa.

El técnico Hernán Darío Gómez, su asistente, Juan José Peláez; Alvaro Fina Domínguez, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol; Guillermo León López Valencia, representante de Bavaria, el patrocinador oficial, y los jugadores Farid Mondragón, Carlos El Pibe Valderrama, Jorge Bermúdez y Alexis Mendoza ocupaban la mesa principal.

Sin embargo, como es habitual, la mitad se quedó en silencio; no hubo preguntas para ellos. Acaparó la atención Bolillo , que a raticos alternó con Peláez, El Pibe y Mondragón. Los demás fueron convidados de piedra.

Eso es algo curioso de las ruedas de prensa a la colombiana: los medios de comunicación solicitan la presencia de la mayor cantidad y variedad de personajes, para terminar preguntándole siempre al mismo señor, el director técnico. Y, lo peor de todo, es que las inquietudes salen del mismo libreto, que nadie ha escrito, pero, todo el mundo conoce y domina. Es por eso que, pasado un rato, es más fácil escuchar los chismes que se cocinan en la parte de atrás del salón que las respuestas de los invitados.

Y eso que el sistema ha sido mejorado, corregido, perfeccionado. Ya no se presentan, por ejemplo, esos pugilatos verbales -y también físicos, con muñequera incluida, como dicen aquí en la Costa- de antaño. Hay alguien que modera la participación de los periodistas, que se han inscrito previamente y deben guardar un orden. La norma es preguntar una sola cosa a la vez, máximo dos; además, no hay campo para la réplica.

En medio de todo este zafarrancho, sin embargo, hubo oportunidad de escuchar algunas cositas interesantes. Porque, al fin y al cabo, hay uno que otro periodista que asume esto con seriedad y va al grano. Los antecedentes, la preparación, los planes, las características del rival, el ambiente del grupo y los titulares fueron, entre otros, los temas que se abordaron en esos 60 minutos.

Colombia es un equipo con una organización táctica definida. A unos les gusta, a otros no. Tiene, además, la capacidad individual de sus jugadores, que es un argumento importante. Paraguay, por su parte, ofrece experiencia y un grupo disciplinado tácticamente, con un esquema defensivo difícil de penetrar , fue la explicación entregada por Juan José Peláez a una pregunta sobre la tradicional dificultad del combinado nacional para enfrentar a los guaraníes.

El trabajo fue bueno para el poco tiempo de que se dispuso. Nos concentramos en repasar conceptos, porque no hubo forma de implementar cosas nuevas. Se hizo énfasis en lo que nosotros somos fuertes y en contrarrestar lo bueno de ellos. En la parte ofensiva, Juan José trabajó dos veces algunas modificaciones, pero, es muy difícil mecanizar movimientos en solo dos prácticas , respondió Bolillo .

En relación con el rival, Gómez comentó algunos de los aspectos del informe que Pedro Sarmiento, el espía del cuerpo técnico colombiano, le rindió tras su visita a Paraguay: A Carpeggiani (Paulo César, el director técnico del visitante) lo conocemos desde cuando nos enfrentamos a Internacional de Porto Alegre y Cerro Porteño.

Es un técnico que trabaja bien en el orden defensivo, que sabe reducir los espacios. Ha tratado de inculcarles la virtud de retener el balón, sin renegar de los tradicionales argumentos de ese país, como son la fuerza, los rebotes y el pelotazo. Eso sí, hay que ver cómo han logrado complementar las cosas, no vaya y les pase lo mismo que a Perú. Los incas , que se distinguían por el fútbol exquisito de Cubilla, Sotil, Cueto, incorporaron la fuerza y ahora ni ellos mismos saben a qué juegan .

El sistema de las eliminatorias, y las ventajas o desventajas que pueda ofrecer para Colombia, fue otro de los temas abordados. A las preguntas al respecto, Bolillo respondió: es un torneo de resistencia. Da lo mismo ser primero que cuarto, porque lo único que interesa es clasificar al Mundial. Hace tres años, el empate contra Paraguay causó alarma, porque había obligación de ganarle a Perú en Lima, o corríamos el riesgo de quedar por fuera. Ahora, eso no es tan dramático; sumar es lo importante.

Si se pierde hoy, no es para salir corriendo. Hay suficiente tiempo y posibilidades para recuperar el terreno. Lo que sí debemos reconocer es que de todos los rivales posibles Paraguay es el más difícil para empezar. Pero, tengamos en cuenta que a nosotros también nos va bien en Asunción .

La velada concluyó con cuestionamientos acerca del ambiente interno del grupo, de su actitud más abierta y colaboradora para con los medios de comunicación. En referencia a esto, el técnico explicó que esa iniciativa ha partido de ellos. Es cierto que nosotros hemos hablados, pero, se trata más de lo que al resto de muchachos les inculcan los líderes naturales como son El Pibe , Alexis y Freddy.

En lo que yo sí he insistido mucho es en la necesidad de ser humildes y sacrificados. Exijo lucha, amor propio, respeto por el público, la prensa y el rival. Ellos (los jugadores) siempre han sido humildes, solo que en Estados Unidos todos nos creímos los mejores. Estamos volviendo a lo que nos caracterizó, porque en el fútbol de hoy el equipo que no corra, en el que los 11 hombres no se sacrifiquen, no le gana ni a la Funeraria San Luis... .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.