NUEVAS ONDAS SACUDEN A CHINA

NUEVAS ONDAS SACUDEN A CHINA

Desde hace unos meses, las centralitas de teléfonos se colapsan por la noche, los padres ya no pueden conseguir que sus hijos adolescentes se vayan a dormir y ha bajado la audiencia de los tradicionales programas de televisión y radio. Son los efectos de las renovadoras ondas de una nueva emisora de radio pequinesa que, lejos de las consignas dogmáticas y las canciones revolucionarias, ofrece a los oyentes una amistosa charla musical de medianoche .

27 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Frente a la poco imaginativa y pasada de moda oferta de las emisoras de radio chinas, la Radio Musical de Pekín ofrece, durante las 24 horas del día, una divertida variedad de programas, en los que se mezclan concursos, música de actualidad y entrevistas con famosos cantantes de Pekín, Hong Kong o Taiwan.

En abril, la oficina telefónica del céntrico distrito pequinés de Dongdan comenzó a quedar bloqueada a partir de las 11 de la noche, al recibir hasta 20.000 llamadas al mismo tiempo. Luego, se descubrió que el culpable del colapso en las líneas era un nuevo programa radiofónico: La llamada de la suerte .

Este programa es un concurso, nada innovador para otros países pero sí para los oyentes chinos, donde pueden ganar hasta 1.900 yuanes (unos 327 dólares), casi diez veces el salario mensual normal, por contestar una simple pregunta, algo impensable en un país en el que hasta hace poco estaba mal visto ser rico.

Un preocupado padre escribió hace unos días una carta al director de la Radio Musical de Pekín, Jiang Gongmin, en la que le decía: Podrían emitir la Opera de Pekín a partir de las 10 de la noche? Sería la única forma de que mi hija se fuera a dormir! .

El causante de estos problemas familiares es un antiguo estudiante de psicología de la música, Wu Zhoutong, con su Charla musical de medianoche , programa en el que recibe llamadas de los oyentes, escucha sus peticiones o problemas y luego selecciona la música que mejor refleja sus emociones.

Wu comenta sobre su audiencia que la mayoría es gente que tiene problemas de amor o que sufre de estrés, como los adolescentes que están preparándose para los duros exámenes de ingreso a la universidad.

Los programas de radio tradicionales, desde el triunfo de la Revolución, estaban, como todo, al servicio del Partido y de las masas y eran planteados con una función más formativa que informativa o de entretenimiento.

A partir de la reforma económica de 1978-79, y en especial en estos últimos años, la repetición de la propaganda oficial o de las enseñanzas del presidente Mao por la radio ha cedido paso a una programación más acorde con los cambios que está sufriendo la sociedad china y con sus necesidades.

Este es el caso del programa Economía y sociedad , de la Radio Popular Central, que habla de problemas de actualidad, como el de los profesores y científicos que dejan o alternan sus carreras para lanzarse al mar de los negocios, de cómo educar a los mimados hijos únicos, o explican al ciudadano de a pie el fenómeno de la bolsa y la compra de acciones.

Las narraciones radiofónicas sobre los héroes revolucionarios, como el camarada Lei Feng, y las repetitivas canciones Si no hay Partido Comunista, no hay Nueva China o El Este es rojo van dejando el paso libre a los héroes de la apertura , los duros rockeros chinos y los guapos solistas melódicos de Hong Kong.

A la radio, como a todo en China, no le está quedando más remedio que cambiar, cambiar al ritmo del socialismo de mercado , al ritmo que imponen los teléfonos inalámbricos, los nuevos ricos y los grandes centros comerciales, al ritmo de estas nuevas ondas que sacuden China.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.